6 de October de 2014 21:20

Deportivo Quito se cita con Iván Hurtado por las deudas del club

Deportivo Quito derrotó a la Universidad Católica por 1-0 en el estadio Olímpico Atahualpa. En la foto: Walter Calderón disputa un balón. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Deportivo Quito derrotó a la Universidad Católica por 1-0 en el estadio Olímpico Atahualpa. En la foto: Walter Calderón disputa un balón. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Álex Puruncajas. (D) apuruncajas@elcomercio.com
Quito

Deportivo Quito afronta otra semana clave en su propósito de evitar que los acreedores le exijan el pago inmediato de deudas atrasadas.

Los directivos se reunirán con miembros de la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE) y también esperarán que un grupo de acreedores se acerque al centro de Mediación de la Judicatura para negociar la cancelación de cuentas pendientes.

La reunión entre los dirigentes azulgranas e Iván Hurtado, presidente de la AFE, y miembros de ese organismo, está prevista para mañana, en Guayaquil. Santiago Ribadeneira, titular del Quito, anticipó que expondrán que no pueden cancelar en el momento y que pedirá un nuevo plazo de pagos.

El dirigente está convencido de que encontrará fórmulas para cancelar a largo plazo si dialoga con los miembros de la AFE y con los futbolistas.

El plantel tiene una deuda de USD 20,2 millones. De esta cifra, USD 2,6 millones corresponden a demandas impuestas en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Por ello, Ribadeneira considera que el diálogo con los miembros de la FEF puede ser productivo. "Nos hemos percatado de que cuando hablamos directamente con los acreedores ellos se dan cuenta de que estamos hablando en serio".

Entre tanto, el Centro de Mediación de la Judicatura citó a los directivos y a los acreedores del club para mañana. En caso de que los involucrados no se acerquen a este llamado, este podría decretar que no hubo acogida y convocar a otra audiencia. Así lo explicó Pablo Cordero, funcionario del organismo público.

Cordero, mediador de la Judicatura, ayudó a los chullas a presentar la solicitud el viernes. Ese día, Ribadeneira reveló que logró que seis acreedores desistieran de exigir la cancelación de USD 300 000, con lo cual el Quito no fue suspendido para jugar ante Católica.

La lucha contra el descenso
Los dos últimos equipos de la tabla de posiciones acumulada descenderán a la Serie B al final de la temporada. Los azulgranas marchan en noveno lugar de esta tabla (con 35 puntos) y, por ello, el objetivo del técnico Carlos Sevilla y los jugadores es alcanzar más victorias, sobre todo en casa.

Para ello, el técnico retoma los entrenamientos mañana. El estratega aprovechará el receso del Campeonato esta semana (por los amistosos de la Tri en Estados Unidos) para trabajar en tareas tácticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)