1 de diciembre de 2015 17:59

A Álex Aguinaga se le acabó el discurso y apela a la dignidad

El técnico Álex Aguinaga, durante la conferencia de prensa de este martes 1 de diciembre, en el auditorio del estadio Alejandro Serrano Aguilar. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO.

El técnico Álex Aguinaga, durante la conferencia de prensa de este martes 1 de diciembre, en el auditorio del estadio Alejandro Serrano Aguilar. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 32
Manuel Quizhpe

Para los tres últimos partidos del 2015, el técnico Álex Aguinaga pide a futbolistas del Deportivo Cuenca jugar con vergüenza deportiva, por su prestigio y dignidad. Este martes 1 de diciembre del 2015 reconoció que su discurso ya no tiene cabida.

En conferencia de prensa, previo al partido de este miércoles 2 de diciembre ante Universidad Católica, el ‘Güero’ reconoció que de nada servirá lo que diga. "Entrará por un lado (oído) y saldrá por el otro". Por ello apeló a la dignidad de cada uno, a jugar pensando en su futuro.

Según Aguinaga, hace dos partidos se pensaba en una clasificación a la Copa Sudamericana. Ahora, "por nuestros propios errores, estamos con el rabo entre las piernas, esperando que Liga de Loja no nos alcance". Sin embargo, el equipo aún depende de sus propios resultados.

En la tabla acumulada, Deportivo Cuenca es décimo con 44 puntos en 41 encuentros; mientras Liga de Loja, que juega este 2 de diciembre con Barcelona Sporting Club en Milagro, tiene 39 unidades. Hay cinco puntos de diferencia, a tres fechas de la finalización del torneo 2015.

A los líderes del equipo azuayo, el excapitán Tricolor les invitó a tomar decisiones dentro de la cancha. La cercanía entre técnico y jugadores se deterioró tras la derrota de local con Liga de Loja, el 20 de noviembre del 2015. Esa noche, al final del cotejo, el DT los calificó de "necios y tercos".

Aguinaga sugirió a sus dirigidos que "lance la primera piedra el que esté libre de culpa". Desde su presencia en el ‘Expreso Austral’ siempre los defendió y por eso llamó la atención su cambio de actitud. "Yo no voy a solapar a nadie. Los voy a proteger, pero no soy alcahuete".

Tampoco se alarma si alguno de sus dirigidos está enojado. “Ni modo, enojado o a las buenas tiene que trabajar para tener contrato el próximo año en cualquier equipo, eso lo saben”. Él está consciente que no se puede defender lo indefendible.

Aguinaga no se preocupa de la renovación del contrato con Deportivo Cuenca para la próxima temporada. Con ese panorama, el equipo azuayo recibirá este miércoles 2 de diciembre a Universidad Católica, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, desde las 20:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)