6 de enero de 2015 16:02

Athletic de Bilbao encaminó su pase a los cuartos de final de la Copa del Rey

El delantero del Athletic de Bilbao Aritz Aduriz (2 izq), celebra el tercer gol de su equipo durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey de Fútbol ante el Celta de Vigo en el estadio de Balaidos. EFE

El delantero del Athletic de Bilbao Aritz Aduriz (2 izq), celebra el tercer gol de su equipo durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey de Fútbol ante el Celta de Vigo en el estadio de Balaidos. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Vigo, España

El Athletic Club encarriló su clasificación para los cuartos de final de la Copa del Rey después de vencer por 2-4 al Celta de Vigo, en un partido en el que las numerosas facilidades defensivas de su rival le allanaron el trabajo.

El deseo del técnico celeste, Eduardo "Toto" Berizzo, de que su equipo no encajase en el partido de ida se esfumó en apenas cinco minutos, el tiempo que tardó el Athletic en mostrar las carencias defensivas del Celta a balón parado con un remate de San José, quien estaba completamente sólo en el área pequeña.

Los locales, peleados con el gol en la Liga BBVA, donde acumulan 666 minutos sin anotar, consiguieron igualar el partido en apenas diez minutos. Alex López regaló a los aficionados vigueses un tanto que en Balaídos no se celebraba desde la anterior eliminatoria de Copa del Rey ante Las Palmas.

Pero los futbolistas celestes estaban empeñados en hacer de Reyes Magos y otro regalo defensivo lo explotó Aritz Aduriz, quien regresaba al once de Valverde tras cumplir un partido de sanción en Riazor, para poner de nuevo por delante al Athletic antes de que se cumpliese el primer cuarto de hora.

A partir de ahí, el Celta tuvo más la pelota, pero apenas creó peligro. Berizzo había dejado en el banquillo a Krohn-Dehli y su equipo lo acusó. Sin el danés, los celestes pierden creatividad en el centro del campo y llegada.

No le importó demasiado al Athletic que su rival tuviese el balón, pues Herrerín apenas tenía trabajo. Y en ataque a los "leones" le bastó con volcar su juego hacia la banda derecha, donde el canterano David Costas estaba completamente desbordado, para dar sensación de peligro.

Berizzo movió ficha en el descanso para esconder los problemas de su equipo en ese lateral derecho. Situó ahí a Jonny y adelantó la posición del central Sergi Gómez para colocar a Costas como central. Pero no era la tarde del internacional sub 21.

Poco después de que el brasileño Charles Dias se estrenara esta temporada como goleador, tras un monumental error de Balenciaga al intentar ceder el balón a su portero, David Costas completó su desafortunada actuación con un mal despeje en la frontal de su área que acabó con Susaeta fusilando a Rubén Blanco en el mano a mano.

Por si fuera poco, el defensa gallego, totalmente superado, dejó a su equipo con diez a falta de veinte minutos, al cortar con la mano un avance de Aduriz hacia el área local. Y en los últimos instantes el Athletic se encontró con un penalti que Aduriz transformó para sentenciar prácticamente la eliminatoria.

Ficha técnica:
2 - Celta de Vigo: Rubén Blanco; David Costas, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Borja Fernández, Augusto Fernández (Radoja, min.80), Alex López (Hernández, min.82); Orellana (Santi Mina, min.59), Planas y Charles.

4 - Athletic Club:
Herrerín; Iraola, Etxeita (Gurpegui, min.83), Laporte, Balenciaga; San José, Mikel Rico (Iturraspe, min.85); Susaeta, De Marcos, Muniain (Viquera, min.76); Aduriz.

Goles: 0-1 San José, min.4; 1-1 Alex López, min.10; 1-2 Aduriz, min.14; 2-2 Charles, min.54; 2-3 Susaeta, min.60; 2-4 Aduriz (p), min.86

Árbitro: Pérez Montero (colegio andaluz). Expulsó por doble amonestación a David Costas en el minuto 70. Además, mostró tarjeta amarilla a Charles y Cabral por parte del Celta de Vigo, y Mikel Rico, Etxeita y Munian por parte del Athletic.

Incidencias: encuentro correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 14 929 espectadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)