13 de agosto de 2014 00:00

San Lorenzo y Nacional buscan la Copa Libertadores por primera vez

El jugador de San Lorenzo Mauro Matos (izq) patea el balón ante la marca de Silvio Torales (centro) y Raúl Píris (der), de Nacional durante el primer partido por la final de la Copa Libertadores entre Nacional y San Lorenzo, en el estadio Defensores del

El jugador de San Lorenzo Mauro Matos (izq) patea el balón ante la marca de Silvio Torales (centro) y Raúl Píris (der), de Nacional durante el primer partido por la final de la Copa Libertadores entre Nacional y San Lorenzo, en el estadio Defensores del Chaco de Asunción (Paraguay). EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Red. Deportes y Agencias  (D)
Quito

San Lorenzo y Nacional de Paraguay se juegan hoy, miércoles 13 de agosto, la posibilidad de levantar por primera vez la Copa Libertadores y meterse en la extensa lista de afortunados en ganar el trofeo más codiciado por los clubes sudamericanos. Además, el triunfador se guardará en el bolsillo USD 5 millones como premio.

En el cotejo de ida, que terminó 1-1, ambos elencos exhibieron paridad en su juego, aunque los argentinos tuvieron mayor control del balón.

Esto demuestra que las cifras quedan al margen cuando se trata de la lucha por la gloria que otorga el ser monarca de América. Es decir, el valor de los planteles queda al margen.

San Lorenzo, comandado por el DT Edgardo Bauza, fue el tercer equipo más caro del torneo, cotizado en USD 47 millones, por detrás del brasileño Cruzeiro, cuyo plantel cuesta USD 60 millones, y de Atlético Mineiro, con USD 51 millones. Mientras que Nacional, bajo el mando de Gustavo Morínigo, está valorado en USD 10 millones.

Distante del premio de la Liga de Campeones de Europa que entrega USD 50 millones, al ganador de la Libertadores, además le acreditarán USD 2,3 millones acumulados en sus pasos por las fases previas (de grupos, octavos, cuartos y semifinal).

Con aforo de 44 000 espectadores en el estadio Nuevo Gasómetro, esta noche será emotiva con tribunas ardientes con más de 40 000 almas sanlorencistas ansiosas por celebrar un trofeo jamás conquistado y casi 4 000 hinchas de la ‘Academia tricolor’ que viajaron desde Paraguay detrás de una epopeya que intuyen heroica.

San Lorenzo es uno de los cinco clubes considerados grandes de Argentina por cantidad de hinchas y peso histórico, con 12 títulos en Primera División profesional y tres en la era amateur, la Copa Mercosur 2001 y la Sudamericana 2002.

Por ello, la reventa floreció en un popular portal por oferta directa donde los usuarios solo se identifican por un seudónimo y en el cual los boletos por ver la final se ofrecen a 15 000 pesos (unos USD 1 800).

Del lado guaraní, con menor brillo internacional que el legendario Olimpia e incluso que su rival de barrio, Cerro Porteño, Nacional fue la cuna de uno de los más grandes artilleros del siglo XX. Arsenio Erico, con la camiseta de Independiente de Argentina, entre los años 30 y 40, marcó un récord aún imbatible de 293 goles.

Por ello, Morínigo aseguró que hoy se juegan “la historia del país” en la final.
Romagnoli es un referente

Leandro Romagnoli es sinónimo de San Lorenzo porque en su carrera deportiva, desde las divisiones juveniles hasta la actualidad, siempre veneró a este club. Ganador de los torneos Clausura 2001 e Inicial 2013 y con presencia en los únicos dos títulos internacionales de la historia del ‘Ciclón’, la Mercosur 2011 y la Sudamericana 2012, el ‘Pipi’ volvió en el 2009 a Argentina con el objetivo de cumplir el anhelo de sumar la ansiada Libertadores.

“Pasé casi toda mi vida en San Lorenzo. Ser uno de los máximos ganadores de la historia en el club que me vio nacer y del cual soy hincha es lo mejor que me puede pasar”, enfatizó a la revista El Gráfico.

Benítez llegó para triunfar

Potente y veloz para armar un ataque y preciso en el pase para el compañero mejor ubicado en el área rival; goleador, dispara desde fuera del área, pero suele fallar en la recuperación. Así es la descripción que realiza la agencia EFE del volante Julián Benítez, que pasó sin fortuna por Liga de Quito, pero que hoy brilla con la camiseta del Nacional.

El mediocampista vive su mejor momento futbolístico, pues estuvo en el fútbol mexicano también sin pena ni gloria. Solo con Nacional y Guaraní de su país pudo destacarse, consiguiendo dos títulos locales (uno con cada uno).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)