19 de septiembre de 2017 00:00

El objetivo de Juan Ignacio Dinenno es disputar la final del torneo local 

Juan Ignacio Dinenno convirtió dos goles para el Deportivo Cuenca en el empate 2-2 ante Clan Juvenil. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Juan Ignacio Dinenno llegó al ‘Expreso Austral’ esta temporada. Destacan su movilidad y definición. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 16
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

Sus padres, Claudio Dinenno y Carolina De Cara, definen a Juan Ignacio, el goleador del Deportivo Cuenca, como una persona persistente, que hace hasta lo imposible para conseguir sus objetivos.

Ellos llegaron desde Argentina a la capital azuaya para visitar a su hijo de 23 años, quien suma 15 goles. Su progenitor recuerda que su hijo juega fútbol desde los 4 años.

Se entrenó en torneos locales y provinciales, luego tuvo un paso fugaz por Rosario Central. “Con 15 años se fue a Buenos Aires, que está a 300 ­kilómetros de Rosario”.

En la capital argentina se ­vinculó a las inferiores del Racing de Avellaneda, en donde -tras jugar con el equipo de Reserva- debutó como profesional en el 2013. El padre de Dinenno contó que todos los fines de semana él y su esposa viajaban a Avellaneda para verlo jugar y que sienta el apoyo familiar. “Recorríamos 300 kilómetros de ida y otros 300 km de vuelta”.

El goleador del Cuenca agradece a sus padres por el apoyo durante su carrera. “Ellos han estado en los buenos y malos momentos”. Después de ocho meses, pudo abrazarse con sus progenitores y lo hizo hace un mes en la capital azuaya.

Sofía, una exazafata, es su novia desde hace tres años y ahora viven juntos en Cuenca. Todavía no piensan en matrimonio. En los tiempos libres salen a comer en los centros comerciales y a los lugares turísticos como El Cajas e Ingapirca.

En el 2016 tuvo poca actividad en el Atlético Aldosivi. Jugó 271 minutos. Con ese antecedente llegó al país, con previo seguimiento de los dirigentes cuencanos. “Siempre confío en mis condiciones, tengo mucho para dar en los partidos que faltan, con esfuerzo diario”.

Dinenno es autocrítico. “Sé que he jugado bien en unos partidos y en otros no tanto. Nunca me pongo un techo”. Por su juventud, está convencido de que puede aportar más al equipo.
Por su campaña en el ‘Expreso Austral’, el delantero está en la mira de otros clubes locales y del exterior. Emelec y Botafogo siguen sus pasos.

Debido a la situación económica del club azuayo, los dirigentes están resignados a dejarlo ir en diciembre, cuando finalizará su contrato. “Soy jugador del Racing de Avellaneda y lo real es que cuando se termine el préstamo debo volver al club”.

Para Dinenno no es una prioridad estar entre los goleadores del fútbol local. Su meta es que el equipo se clasifique a la final del torneo. Él marcó 10 goles en la primera etapa y cinco en la segunda.

Su compañero Édison Preciado, lo define como un luchador que, si se propone y si le ayudan sus compañeros, puede terminar como goleador del campeonato. “Admiramos su manera de trabajar. Sabe mucho de fútbol”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)