18 de julio de 2016 17:37

Extensas filas y tensiones en el Municipio de Rumiñahui por un boleto

Los aficionados que buscaron un boleto para la fila de la Copa Libertadores en los exteriores del Municipio de Rumiñahui. Foto: Mauricio Bayas/ EL COMERCIO

Los aficionados que buscaron un boleto para la fila de la Copa Libertadores en los exteriores del Municipio de Rumiñahui. Foto: Mauricio Bayas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

En el pasaje peatonal Mont‎úfar, en el cantón Rumiñahui, se alteró la cotidianidad. Este lune‎s 18 de julio el tradicional pasaje amaneció con filas de gente buscando un boleto para la final de la Copa Libertadores entre Independiente del Valle y Atlético Nacional, que se disputará el miércoles 20 de julio en el estadio Olímpico Atahualpa (19:45).

Javier López, artesano, contó que llegó a las 05:00 a guardar un puesto para adquirir cinco entradas. "Cuando llegué había gente durmiendo. Vendieron aquí para dar prioridad a la gente de Sangolquí, pero mucha gente vino de Quito y otras ciudades".

La fila fue extensa. Desde la puerta del Municipio hasta el parque central. Entre ocho y 10 cuadras. Más de 2 000 personas estaban en la fila,  según cálculos de los pobladores del sector.  

Por la cantidad de gente se debieron colocar vallas. A pesar del control, por la cantidad de personas hubo conato de incidentes. Gritos, reclamos, empujones... Hu‎bo de todo. "Estamos algunos policías, pero por la cantidad de gente es difícil controlar el orden", manifestó un uniformado.

Desde las 10:00 ‎se abrieron las ventanillas, pero la atención fue lenta. La venta fue regulada. Entre dos y cinco boletos por aficionado. Sin embargo, el sistema colapsó por momentos y eso retrasó el avance de la fila. Cerca de las 14:00 se conoció que ya no existían entradas.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)