4 de febrero de 2018 00:00

La fiesta del Super Bowl de fútbol americano conjuga deporte y show

Dos aficionados posan junto al trofeo de la NFL, en el Centro de Convenciones de Minneapolis, antes de la gran final. Foto: AFP.

Dos aficionados posan junto al trofeo de la NFL, en el Centro de Convenciones de Minneapolis, antes de la gran final. Foto: AFP.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Unos USD 418 millones generados en publicidad, más de 190 millones de espectadores o internautas pendientes del partido y unos 27 millones de tuits son algunas de las cifras relacionadas con el Super Bowl que se disputará hoy (3 de febrero del 2018) en el U.S. Bank Stadium en la ciudad de Minneápolis (Minnesota), con los New England Patriots, defensores del título, y los Philadelphia Eagles como protagonistas.

La multinacional española Adglow, especializada en publicidad en redes sociales, ha analizado el impacto mediático de la final del fútbol americano. Se prevé que el Super Bowl moverá este año USD 418 millones en publicidad y congregará también a más de 190 millones de espectadores e internautas en las redes sociales.

Durante la celebración del 2017, se registró una considerable interacción en las redes sociales. En Facebook se totalizaron más de 64 millones de usuarios y más de 240 millones de interacciones.

En Instagram fueron 44 millones de usuarios quienes se pronunciaron sobre el partido y se alcanzaron los 150 millones de interacciones. Por su parte, en Twitter se contabilizaron aproximadamente 27 millones de tuits utilizando la etiqueta #SuperBowl.

La NBC, cadena responsable de emitir la final de este año, cobrará por la emisión de los anuncios de 30 segundos más de USD 5 millones. Una inversión rentable, tomando en cuenta que según un estudio de la consultora Gallup el 33% de las personas que ven el Super Bowl dicen estar más interesados en la publicidad que en el propio partido.

Las campañas publicitarias están diseñadas e ideadas para este evento. Según datos de Adglow, en los últimos cuatro años se ha experimentado un aumento de un 28% en las campañas publicitarias en redes sociales durante los días previos al partido.

El año pasado la campaña publicitaria que más impacto generó en Twitter fue la de Pepsi, marca que este año promete volver a sorprender con la participación de Cindy Crawford en un homenaje al icónico anuncio de 1982 en que también apareció la modelo.

La marca de dulces Skittles protagonizará una de las grandes novedades de este año: la compañía no emitirá el anuncio en el descanso, como hará el resto de anunciantes, sino que el ‘spot’ será visto por un solo joven y lo que el público podrá ver será su reacción ante el anuncio en Facebook Live.

En sus presentaciones más destacadas, el Super Bowl contará con la actuación de Justin Timberlake en el descanso. Además, el himno de los EE.UU. será interpretado por Pink, quien ha recibido más de 65 000 interacciones en el tuit que publicó para comunicar la noticia a sus seguidores.

El partido

La dinastía de los New England Patriots espera ampliar su vitrina de trofeos y, una vez más, todos los focos serán para Tom Brady y Bill Belichick, los dos hombres que más alegrías le han dado al equipo bostoniano.

La franquicia busca la sexta corona de su historia. Y las cinco anteriores (2001, 2003, 2004, 2014 y 2016) llegaron con Brady de ‘quarterback’ y Belichick en la pizarra. Probablemente es la dupla más extraordinaria de la historia del fútbol americano.

A sus 40 años, Brady sigue siendo un general en el terreno. El líder que ha hecho lo que nadie antes ha logrado. Irá a su octavo Super Bowl como el ‘quarterback titular’, cifra inédita para cualquier jugador de la liga. Ningún futbolista de cualquier otra posición ha jugado siete y apenas uno lo ha hecho seis veces, el defensor suplente Mike Lodish.

Pero si las hazañas de Brady son impresionantes, las de Belichick no se quedan atrás. El estratega, el único en la historia con cinco campeonatos, irá a su octavo juego decisivo, cifra tope en los anales de la liga.

Nadie ha dirigido en siete Super Bowls y solo Don Shula estuvo al frente en seis encuentros por el campeonato. Pero antes de llegar a los Patriots, Belichick cosechó otras dos coronas como ‘coach’ asistente de los Giants, por lo que si obtiene otra conquista se convertirá en la única persona en el planeta -en cualquier rol- con ocho anillos en la NFL.

Y según reportes de prensa hay fuertes fricciones entre el quarterback y Belichick, algo que podría poner el punto final, muy pronto, a la simbiosis más provechosa de la NFL. Antes, sin embargo, está la cita del domingo ante los Philadelhpia Eagles, otra oportunidad de seguir haciendo historia, de seguir engrandeciendo la mitología de los Patriots y, en especial, la de Brady y Belichick.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)