25 de noviembre de 2014 00:00

Perera con dos orejas y ‘Armillita IV’, una oreja

El diestro Miguel Ángel Perera durante su participación en el último festejo de la Feria de Begoña, en Gijón. Foto: AFP

El diestro Miguel Ángel Perera.  

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Quito

EFE (I)

La quinta corrida de la temporada 2014-2015 en la Monumental Plaza México, trajo orejas, dos para el español Miguel Ángel Perera, en tanto que para los mexicanos, una oreja para Fermín Espinosa, ‘Armillita IV’ en la confirmación de su doctorado y aplausos para Octavio García, ‘El Payo’.

Ante una entrada de poco más de un tercio, unas 14 000 personas, se lidiaron seis toros de Bernaldo de Quiroz. El que abrió plaza, magnífico y a los otros, con buena clase, les faltó trasmisión en su conjunto. 


Perera, con el segundo, que fue protestado, mostró su saber estar, estuvo voluntarioso y con muchos recursos, recibió aplausos. Le fue mejor con el cuarto y aunque se tragó muchos muletazos, el diestro lo pinchó, lo que le valió escuchar ovación en el tercio. 
Con el séptimo de regalo estuvo muy bien con el capote, realizó una faena sin mucha ligazón, pero con emoción y no nítida, con el mérito de estar siempre en la cara del toro sin aburrirse ante un público entregado. Mató de estocada ligeramente caída y obtuvo dos orejas y la salida a hombros.


‘El Payo’, sin suerte, mostró con el tercero que está puesto y dispuesto. Desarrolló una faena con momentos toreros, con un pinchazo y estocada: fuerte ovación. Con el quinto toro, que no le dio opciones, Octavio se enfrentó a él con voluntad y deseos. Obtuvo aplausos y regaló un octavo, un inválido sin fuerzas que rodó varias veces por el suelo, al que le sacó pases que no tenía y tras una estocada, recibió aplausos.

Fermín Espinosa, ‘Armillita IV’,-que confirmaba en el coso de Insurgentes su alternativa obtenida hace pocos días-, con el que abrió plaza, un toro con mucha clase, mostró que tiene técnica, oficio, pero le falta sitio.

Con destellos prometedores, con este toro que merecía mucho más, y tras una estocada, logró una oreja.
Con el sexto cuando iba a iniciar la faena de muleta, se estrelló y se fracturó el pitón derecho. ‘Armillita IV’, que demostró que sabe hacer las cosas, estuvo breve y tras dos pinchazos y estocada, recibió aplausos.
Al finalizar el festejo Miguel Ángel Perera se fue a hombros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)