9 de junio de 2018 19:15

Familiares de periodistas asesinados recibieron camisetas de Liga de Quito

Los jugadores de Liga de Quito junto con familiares de Paúl Rivas y Javier Ortega en el estadio Casa Blanca el 9 de junio del 2018. Foto: API

Los jugadores de Liga de Quito junto con familiares de Paúl Rivas y Javier Ortega en el estadio Casa Blanca el 9 de junio del 2018. Foto: API

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
David Paredes (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los familiares de Paúl Rivas y Javier Ortega volvieron al estadio Rodrigo Paz Delgado dos meses después de su secuestro. La primera ocasión fue para exigir el rescate de sus allegados. Este 9 de junio del 2018, en cambio, para recibir un reconocimiento de parte de los jugadores de Liga de Quito, quienes estuvieron atentos a todo lo acontecido en la frontera norte.

Rivas y Ortega fueron secuestrados y asesinados por un grupo irregular en el sector de Mataje mientras hacían un reportaje sobre la influencia de los grupos disidentes de las FARC.

Este sábado 9 de junio, sus familiares ingresaron al estadio y volvieron a desplegar una pancarta con la leyenda Nos Faltan 3, nos falta el corazón. Además pudieron conocer de cerca a Hernán Barcos y Édison Vega.

Lupita Bravo, madre de Paúl Rivas, y Alejandro Ortega, hermano de Javier, recibieron camisetas de parte de los futbolistas profesionales.

Bravo recibió el número 7 con el nombre 'Rangazu', como era también conocido su hijo. Ella mostró fotografías donde Paúl era niño y estaba vestido con la indumentaria de los albos.

"Esta cancha me recuerda la infancia de mi hijo. Cuando recibí la camiseta de Édison Vega sentí que todavía hay gente buena. Toda la familia es liguista", dijo Bravo.

Alejandro Ortega también llevó fotografías donde su hermano periodista lucía la elástica de la 'U'. Él recibió de la mano de Hernán Barcos la camiseta 16 con el nombre 'Pistacho', en el dorsal.

Javier Ortega era aficionado del FC Barcelona de España y admirador del argentino Lionel Messi, pero también su corazón sentía algo por Liga. Por eso llevaron las fotografías para corroborar eso.

Durante el juego entre Liga y Emelec, los familiares y amigos de Javier y Paúl se ubicaron en una de las tribunas y desde ahí lanzaron globos blancos como símbolo de la paz. Ellos enviaron un mensaje claro. Por los asesinados, los secuestrados y por la paz en el país ¡Nadie se Cansa!

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)