26 de diciembre de 2016 17:27

Entrevista a Joachim Löw: 'FIFA y UEFA necesitan sentido de la proporción'

El director técnico de Alemania Joachim Loew gesticula durante un juego amistoso contra Ecuador en el estadio FAU en Boca Ratón (EE.UU.). EFE

Joachim Löw (izq.), seleccionador de Alemania, es crítico con la decisiones de FIFA.  Foto: Archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

El seleccionador alemán de fútbol, Joachim Löw, está preocupado por los planes de la FIFA de ampliar el número de participantes en los Mundiales, algo que en su opinión es insostenible debido a la gran carga sobre los jugadores e iría en detrimento de la calidad.

"La FIFAy la UEFA tienen la responsabilidad, necesitan sentido de la proporción", dijo Löw, de 56 años, en una entrevista con la agencia DPA en la que también habla de lo que espera para 2017, cuando la actual campeona del mundo jugará la Copa Confederaciones de Rusia.
:¿Qué desea para el 2017 personalmente y para el fútbol alemán?
Löw:A nivel personal deseo poder encontrar en algún momento algo de tiempo entre mis numerosas citas y viajes. Deseo un poco de tiempo para estar con amigos y la familia, personas que son importantes, así como tener salud y seguir teniendo motivación. También deseo que todos juntos hagamos frente a los desafíos que hay en nuestro país, que nos tratemos con respeto, independientemente de las raíces, origen o religión. Que asumamos de manera conjunta la responsabilidad que entraña el desafío de la integración en Alemania y encontremos buenas soluciones.

¿Sigue siendo la selección alemana en este ámbito un ejemplo? Löw:Es importante ser siempre conscientes y tratar a los demás con respeto. Es algo a lo que damos valor dentro de la selección alemana y donde queremos ser un ejemplo. Queremos seguir siendo una buena tarjeta de visita para nuestro país, no sólo en el ámbito deportivo. Estamos a favor del espíritu de equipo, la cohesión, el juego limpio, la diversidad, la tolerancia, el espíritu abierto y la alegría en el éxito.

¿Y los deseos en lo deportivo?
Löw:A nivel deportivo es importante que el próximo año, el año previo al Mundial de fútbol, nos sigamos desarrollando como equipo y demos un nuevo paso, quizá llevar nuevos jugadores al nivel más alto y prepararnos bien para la gran tarea que se presenta ante nosotros.

La selección alemana disputará en 2017 la Copa Confederaciones de Rusia. ¿Qué ventajas y riesgos tiene esto?
Löw:Prefiero ver ventajas, puesto que las hay. La selección alemana estará concentrada una vez más durante un largo periodo de tiempo. Una ventaja es que la Copa Confederaciones ofrece la posibilidad de poder integrar mejor a los jugadores jóvenes que durante un partido de clasificación para el Mundial, lo que seguro que es importante de cara a Rusia 2018. Para los jóvenes jugadores es una buena oportunidad para presentarse a ese nivel.

¿Dónde están los peligros?
Löw: Mi preocupación está siempre en que los jugadores no se desgasten en exceso. Debemos ser cuidadosos y avanzar de manera sensata. Qué jugadores serán convocados y cuáles no. También se disputará la Eurocopa sub-21. Tres torneos en tres años son muchos. En los preparativos se hecha en falta la regeneración. Esto conlleva siempre riesgos, sobre todo en los que soportan un gran desgaste, en especial los grandes jugadores.

¿No está anticuada la Copa Confederaciones?

Löw:En eso estoy un poco dividido. Claro que no se debe desgastar todo en exceso. Naturalmente hay diversas perspectivas. Sin embargo, para algunos jugadores la participación en un torneo de este tipo puede ser realmente una buena oportunidad para presentarse y jugar a un nivel internacional más elevado. Si se miden con el nivel de Chile eso está bien. Esto puede potenciar que se desarrollen más. Para los jugadores muy desgastados, con muchos partidos de la selección, de Liga y de Liga de Campeones a sus espaldas, puede ser una carga a nivel individual. Tiene sus pros y sus contras.

¿Hacia donde dirigirá su atención en 2017 en especial? Löw:El punto central es la clasificación del Mundial de Rusia. Dominar el grupo de tal manera como lo hemos hecho hasta ahora. Se trata de presentarnos de nuevo como un gran equipo. Eso significa que queremos dominar cada partido, queremos mostrar nuestro juego sin piedad, queremos ganar. Además queremos impulsar más jugadores hacia el siguiente nivel, hacia el nivel de clase mundial. Hay algunos con mucho talento, pero cuando hablamos de clase mundial nos referimos al nivel de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Ese debe ser el listón de un equipo que quiere defender el título mundial.

DPA: Últimamente ha probado nuevos jugadores jóvenes como Serge Gnabry, del Werder Bremen, Yannik Gerhardt, del Wolfsburgo, y Benjamin Heinrichs, del Bayer Leverkusen. ¿Contará con ellos de nuevo en 2017?
Löw:Como es natural, la puerta de la selección alemana está abierta en esta fase. Tenemos aún posibilidades para probar a jugadores. Sin embargo, no tiene sentido alguno decir ahora algunos nombres. Los jóvenes deben desarrollarse en tranquilidad y de manera despreocupada. Sin embargo, tenemos a uno o a otro en nuestro punto de mira y nos gustaría verlo entre nosotros. Quien juega en la absoluta o en la sub-21 depende siempre también de la situación individual del jugador y de su estado de desarrollo personal. A algunos les viene bien asumir un papel de liderazgo en la sub-21. Para otros es mejor ir ya a la absoluta. Hablamos sobre ello de manera intensa con nuestro director deportivo, Hansi Flick.

Los jóvenes jugadores están ya a un gran nivel. ¿A qué se debe?
Löw:Los jóvenes reciben una muy buena formación en sus clubes, donde trabajan de manera extraordinaria. Sin embargo, la cuestión es cuánto tiempo se puede jugar al máximo nivel. Antes se podía jugar con 34 o 35 años aún al máximo nivel. Ahora eso es la excepción. El juego transcurre extremadamente rápido, se ha vuelto muy atlético, las exigencias son elevadas, por lo que hay que medir bien el esfuerzo.

¿Ydebe decirle a los mayores que ya ha pasado su momento? Löw:Eso siempre es un proceso difícil. Sin embargo, la mayoría de las veces son los propios jugadores los que encuentran el momento correcto, como Per Mertesacker, Miro Klose o Philipp Lahm, tras el Mundial de Brasil. Aunque en mi opinión, Philipp habría podido jugar seguramente hasta 2018. Sin embargo, su decisión es firme y hay que respetarla. Para Bastian Schweinsteiger fue igualmente el momento correcto tras la Eurocopa, aunque duela. Son jugadores que estuvieron mucho tiempo con la selección, con los que se logró mucho, con los que se tiene un vínculo estrecho, son importantes en la jerarquía, en la estructura global, no sólo a nivel deportivo, sino también por su personalidad. Éste es un tema difícil.

DPA: La FIFA quiere un Mundial con hasta 48 selecciones desde el principio y un Mundial de clubes con 32 equipos. La UEFA reforma la Liga de Campeones. ¿Quién puede parar esto?
Löw:La FIFAy la UEFA tienen la responsabilidad, necesitan sentido de la proporción y deben encontrar el balance correcto entre los intereses comerciales y la visión deportiva. Si se examina a través de los años, los grandes jugadores se mueven al límite a nivel físico y mental. Se debe tener cuidado de no hacer girar demasiado la rueda con demasiados partidos, porque no se puede hacer a costa de la calidad. Esto provocaría también que el aficionado se apartara y perdiera interés. Cuando se tiene un buen producto como el del fútbol, se debería reflexionar sobre la reducción del calendario para mantener la calidad bien arriba.
¿Por qué? El dinero se sigue moviendo a pesar de ello. Löw:Porque también los espectadores pueden perder el interés tras un 'boom' ante algunos partidos. Se puede perder el valor deportivo de una competición cuando, como en la Eurocopa, tres de cuatro equipos pueden pasar de la fase de grupos. O un equipo con tres puntos. Esta tendencia no me gusta. Esto genera que muchos equipos cambien su táctica y no jueguen ya con una visión abierta. Esto acaba con el estímulo. Hay que intentar ganar también todos los partidos en la fase de grupos, incondicionalmente.

¿Le han preguntado las federaciones alguna vez a usted, que es el seleccionador del equipo campeón del mundo? Löw:Eso es algo que los entrenadores deseamos que ocurra alguna vez, que se tengan en cuenta nuestras perspectivas en el ámbito deportivo. Sin embargo, se choca contra barreras. Naturalmente se trata también de que se pregunte a los entrenadores en los congresos sobre cosas deportivas. Nos preguntan sobre las reglas, pero no sobre el calendario. De eso se encargan otros.

¿Qué formato de Mundial prefiere si no se mantiene el de 32 selecciones? Löw:En el marco del sorteo de la Copa Confederaciones tuve la posibilidad de hablar con algún dirigente de la FIFA. Los planes no están aún maduros. Creo que es absolutamente equilibrado si participan 32 equipos. Una idea que se oye es que se podría crear una especie de preclasificación. Sin embargo, tanto el presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Reinhard Grindel, como yo estamos de acuerdo en que la competición y el número de partidos no debería ampliarse. No aguanta más. Los clubes tienen también sus derechos sobre los jugadores.

¿No debería cuidarse también usted? Para usted será también de nuevo un año intenso.

Löw:Estoy feliz por el nuevo torneo, en el que tienen lugar partidos de alto nivel, algo que me encanta. Cuando se trata de medirte a los mejores equipos del mundo, me gusta ponerme en modo campeonato. Empleo el tiempo entre torneos para observar partidos en Alemania y en el extranjero, es algo que me inspira.

¿Es supersticioso? Hasta ahora ningún campeón de la Copa Confederaciones se proclamado campeón del mundo al año siguiente.
Löw:Verá usted, esto sería también un bonito desafío... (risas). 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)