26 de septiembre de 2014 08:59

Emelec hizo prevalecer su experiencia internacional

Jugadores de Emelec celebran su triunfo ante River Plate de Uruguay, el 25 de septiembre de 2014. Foto: AFP

Jugadores de Emelec celebran su clasificación a octavos de Copa Sudamericana tras enfrentar a River Plate de Uruguay, el 25 de septiembre de 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 45
Contento 0
Redacción Guayaquil

Emelec fue el único equipo ecuatoriano en acceder a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Los azules se impusieron a River Plate, Uruguay, con un marcador global de 3-2.

El campeón ecuatoriano hizo gala de un juego equilibrado, con transiciones rápidas y manejo adecuado de los tiempos. El gol que recibió en el estadio George Capwell, fue equiparado en el Luis Franzini, por Ángel Mena cuando transcurrían 26 minutos.

A diferencia de Barcelona, Independiente del Valle y Universidad Católica, los azules plantearon un esquema que achicaba los espacios a su rival desde tres cuartos de cancha. El despliegue de Miller Bolaños, Ángel Mena y Marcos Mondaini no permitía que las líneas de volantes contrarios, se adelante.

Amarillos, rayados y camaratas lograron ganar en condición de local, pero la mínima diferencia alcanzada, no fue suficiente para alcanzar la clasificación. Ninguno de los tres equipos tuvo una buena participación jugando fuera de casa, en esta ronda; no lograron anotar ni un solo gol.

Otra de las diferencias con sus pares nacionales, es que Emelec jugó todas las ediciones de la Copa Sudamericana desde el 2009. Aunque nunca pasaron los octavos de final, la base de su equipo se mantuvo desde entonces, lo que le dio experiencia internacional a varios de sus jugadores.

Como ejemplo, los cuatro defensores eléctricos que jugaron ante River, tienen al menos dos torneos internacionales. John Narváez llegó a inicios de 2013, Gabriel Achilier y Oscar Bagüí en 2009, José Luis Quiñónez está en el primer equipo azul desde 2004. Lo mismo ocurre en las otras líneas.

Barcelona cuenta con una plantilla renovada, sus jugadores son inexpertos internacionalmente. Es el caso de Cristian Penilla, Ely Esterilla, Pablo Velasco y Flavio Caicedo; sus pocas presencias en torneos continentales, condicionó su permanencia en la competencia.

Independiente del Valle jugó su tercer torneo internacional (dos Sudamericanas y una Libertadores). En la edición anterior, también fue eliminado en segunda fase. Este equipo tiene proyección a futuro, jugadores como Arturo Mina, Jonathan González y Junior Sornoza, son futbolistas con los que se aspira a formar una base competitiva. Pero al menos por ahora no le alcanza para aspirar a pelear puestos estelares.

Universidad Católica jugó su primera Copa Sudamericana y ser sido eliminada en la segunda fase, estaba dentro del presupuesto. Este equipo alcanzó el ascenso en 2012 y a finales de 2013 logró el pase al torneo continental. La ‘Chatolei’ tiene una plantilla limitada, que incluso en el torneo local lo mantiene en el décimo puesto de la tabla acumulada.

Solo Liga de Quito ha mostrado un papel preponderante en los torneos continentales, en los últimos 10 años. En 2008 el cuadro albo se coronó campeón de la Copa Libertadores; para la temporada 2009 levantó el trofeo de la Copa Sudamericana.
Además los albos llegaron a la semifinal de la Copa Sudamericana en 2010. En esa edición fueron eliminados por Independiente de Avellaneda (Argentina), que finalmente terminó coronándose campeón del torneo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)