4 de julio de 2016 00:00

El Nacional volvió con juventud

El Nacional ganó 3 -1 ayer, 3 de julio, a Emelec. Foto: EL COMERCIO

Adrián Bone (de amarillo) y Javier Quiñónez (21), de El Nacional, intentan despejar un centro de los jugadores de Emelec, ayer en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 26
Mauricio Bayas

El Nacional versión 2016 es una tropa con una filosofía: dar guerra con una economía muy limitada en un momento de adversidad institucional.

Y lo está logrando. El equipo de los puros criollos ayer, 3 de julio, ganó a Emelec 3-1 y pisa firme como otro candidato a pelear por el primer lugar de la etapa.

El ‘Rojo’ ganó al ‘Bombillo’ con fútbol, argumentos y un planteamiento inteligente del DT Eduardo Favaro.

La fiesta futbolera en el Atahualpa mereció más público (11 655 asistentes pagados). Hubo espectáculo, goles y emociones, por la propuesta ofensiva de ambos clubes.

Sin embargo, la alegría fue para los locales, con los goles de Manuel Balda(12 minutos), Janner Corozo (81) y Felipe Mejía (88). Curiosamente, los dos últimos entraron al cambio y Favaro se llevó los elogios.

El tercer lugar de El Nacional en la tabla de posiciones tiene explicaciones. El uruguayo Favaro, un técnico de discurso sencillo, armó un equipo con obreros que entendieron el juego ofensivo como parte de la identidad y juego colectivo.

En el pelotón de jugadores en este año no hay la estructura de jerarquías por rangos. Christian Lara (36 años) pudiera ser un comandante por su experiencia y las estrellas que ha sumado en su carrera. Pero no. El ‘Diablito’ Lara corre con las mismas ganas que el resto de jóvenes, que son la sangre fresca: Luis Segovia, Franklin Guerra, Janner Corozo, Michael Estrada… Estos integran la plantilla, que tiene 23,8 años de promedio de edad.

La fortaleza del plantel quiteño es buscar el arco continuamente. Así lo hizo ante Emelec. Por eso abrió el marcador con el gol de Manuel Balda.

Fue con un zurdazo, a los 12’. Tuvo más oportunidades de aumentar el marcador con el mismo Estrada, pero un poste y falta de puntería del frágil atacante le impidió aumentar la ventaja tras un buen inicio.

Así como hay fortalezas también hay debilidades en el equipo. Es perceptible su fragilidad defensiva. Ángel Mena, el mejor referente de Emelec, el 3 de julio, lo puso en evidencia con el gol que marcó (18’), para el empate parcial. Fue un primer tiempo intenso. Emocionante.

El cotejo tuvo algunos momentos. Por ejemplo, los minutos iniciales del segundo tiempo no fueron buenos para los dirigidos por Favaro.

Emelec tuvo el balón y le fabricó jugadas de ataque. Por ventaja para el local, el delantero Christian Guanca falló dos veces frente al arco. En la primera fue una acción colectiva con Mena, pero erró frente a Adrián Bone. En la segunda (hubo falta no sancionada de Mena) remató desviado.

Otra vez, Segundo Portocarrero, ex LDU y ex Independiente, se convirtió en el jugador más peligroso de Emelec, por sus desbordes. Pero El Nacional supo cómo salir de la asfixia. Despertó a tiempo. No perdió el orden.

Favaro sacó de la cancha a Estrada y a Lara. Entraron dos atacantes con los goles para la victoria. Janner Corozo, luego de un tiro de esquina, ganó en el cabezazo a los defensas azules y luego Felipe Mejía, por la misma vía, liquidó el partido.

A falta de cuatro fechas para cerrar la etapa, El Nacional está en pelea. Emelec, en cambio, tendrá una lucha difícil por tratar de ganar la etapa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)