1 de septiembre de 2014 00:05

Edwin Méndez anotó un gol y tiene al Aucas de líder

Aucas

El mediocampista Edwin Méndez (der.) fue uno de los jugadores más destacados de Aucas. Aquí se enfrenta a dos rivales. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 36
Contento 0
Modesto Moreta. Redactor (D)
mmoreta@elcomercio.com

El equipo del Aucas está en racha en el Campeonato de ascenso de la Serie B. Ayer, en su visita a su similar, la Universidad Nacional de Cotopaxi (UTC), en el estadio Jaime Zumárraga del cantón Pujilí, en Cotopaxi, volvió a ganar por 1-0.

Es más, el elenco oriental’es el líder con 57 puntos y es escoltado por River Plate que sumó 56 en la tabla de posiciones. Los dirigidos por el estratega uruguayo Juan Ramón Silva, con un fútbol práctico a ratos, con fallas en los pases y en las habilitaciones de sus delanteros, logró sumar tres puntos. El tanto lo marcó Edwin Méndez, a los 15 minutos.

Una falla en la defensa del equipo universitario permitió que Jimmy Delgado ingresara hasta el fondo del área y efectuara el denominado ‘pase de la muerte’. El esférico llegó a los pies del volante amarillo, que con un suave toque envió el balón a la red y dejó en el camino al portero Vinicio Cartagena.

Los 1 200 de los 1 500 hinchas, que llegaron al escenario deportivo, festejaron a lo grande con papel confeti y haciendo sonar los tambores, pitos y la popular matraca. La cercanía de los graderíos con el campo de juego ayudó que los seguidores del ‘Ídolo del Pueblo’, elogiaran y motivaran a sus ídolos. ¡Vamos Lauro, Méndez… Uds. pueden. Hay que meter más goles!”, gritó desde las gradas la fanaticada.

Después del tanto, Silva ordenó replegar sus líneas pero sin renunciar al ataque. Eso facilitó que los mediocampistas locales comenzaran a generar fútbol y llegaran con jugadas de peligro en el arco defendido por el guardameta Carlos Ortiz, que se transformó en la figura del equipo. Él salvó su portería de una acción que pudo terminar en empate, al final de la contienda.

Ortiz, que antes era suplente, se ganó los aplausos con una atajada que hizo a los 88 minutos. Un tiro libre cobrado por el defensa de la UTC, Andrés Justicia, habilitó a Jonathan Conrado, quien remató. Aquí, Ortiz se estiró hasta el ángulo y con la mano derecha sacó el balón al tiro de esquina. Eso tranquilizó a la parcialidad quiteña.

En la segunda parte, Aucas se defendió con orden y administró el balón con pases cortos y a ras de piso, especialmente en los momentos precisos del encuentro, cuando el local buscaba empatar. Solo dejó en la punta al goleador paraguayo Lauro Cazal, quien tiene 13 tantos en el campeonato.

La UTC con base en la fuerza y con orden táctico puso peligro en el arco de Ortiz, en más de seis ocasiones, pero no lograron concretar. Justicia se unió a España y Jorge Jara para generar las llegadas ofensivas.

La polémica sucedió a los 89 minutos. El árbitro Luis Albarracín invalidó una acción de Jorge Jauch, que terminó en gol, por posición adelantada. Eso desató el reclamo de los dirigentes y seguidores locales.

Al finalizar los jueces tuvieron que esperar 10 minutos dentro del campo de juego y posteriormente salir escoltados por la Policía Nacional.

El triunfo originó que los hinchas auquistas festejaran en los graderíos. Unos ovacionaron al DT, otros a Edwin Méndez y también a Jimmy Delgado. Ellos se han propuesto ir a todas las ciudades a respaldar a su equipo, que el fin de semana recibirá al Municipal Cañar en el estadio Gonzalo Pozo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)