29 de abril de 2018 00:00

Ecuavóley une a comunidades de Ambato

Los deportistas aficionados se reúnen en las canchas de El Arbolito, sur de Ambato. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Los deportistas aficionados se reúnen en las canchas de El Arbolito, sur de Ambato. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fabián Maisanche
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El primer campeonato nacional de ecuavóley se desarrolla en el coliseo de los Deportes de Ambato. Los equipos de nueve provincias disputan la Copa Ingco que es organizada por la Federación de Ligas Deportivas Barriales de Tungurahua (Fedeprobat), entre el 23 de abril y 26 de mayo.

Los organizadores aspiran a que este torneo motive a los clubes para realizar encuentros a nivel provincial. En unas 50 canchas de los barrios y parroquias rurales de Tungurahua hay jugadores que muestran sus habilidades con el balón.

Alejandro Tamaquisa, presidente de la Junta Parroquial de Pilahuín, cuenta que en el sector hay excelentes jugadores indígenas que podrán disputar los torneos.

El dirigente indica que en la zona hay 15 campos de juego de tierra y cemento distribuidos en las comunidades donde los deportistas se reúnen todas las tardes luego de sus labores agrícolas y ganaderas.

En los partidos son permitidas las apuestas con el fin de que el juego sea emocionante y el ganador logre algún rédito económico. “Hemos organizado pequeños torneos donde identificamos jugadores de buen nivel técnico. Creo que un campeonato provincial nos uniría”, aseguró Tamaquisa.

En el centro de Ambato se juega el ecuavóley en los sectores de El Arbolito, Bellavista, Huachi, Totoras, Martínez, Atocha, Pinllo y otros. Desde las 16:00 los aficionados comienzan a ocupar los improvisados graderíos hechos con tablas. Mientras los vendedores de comida rápida y otros alimentos se ubican en los extremos y ofertan sus productos.

Los juegos se inician luego de que cada equipo seleccione a sus representantes. Las espectaculares voladas o salvadas de los jugadores son comentadas por los asistentes. Los partidos se desarrollan entre risas, gritos y apuestas.

Uno de los íconos

Uno de los representantes que salió de las canchas del ecuavóley fue el ambateño Rubén Valencia, apodado ‘La bestia Rubén’.

El jugador es parte del equipo Celestial que representa a Tungurahua en los campeonatos. En su palmarés está integrar el equipo de ecuavóley de Fedeprobat con el cual obtuvo la denominada Copa Canela y dos vicecampeonatos del torneo nacional organizado por la Federación Nacional de Ligas (Fedenaligas), desarrollados en Cotopaxi y Los Ríos.

José Llamuca, presidente de Fedeprobat, informó que el equipo de ‘La bestia Rubén’ disputará su último partido el próximo fin de semana. Los encuentros se disputan en dos series y se jugarán a las 18:00, 19:00 y 20:00.

Los cuatro equipos que se ubiquen en los primeros lugares se clasificarán a las semifinales el 24 de mayo. Los vencedores disputarán las finales el siguiente día en el coliseo de los deportes. “Con la disputa de las cuatro primeras fechas ya se tiene un panorama claro de quién pasará a la siguiente etapa”.

El campeón del primer torneo recibirá USD 1 500, el segundo USD 700, el tercero USD 300 y el cuarto USD 200. Además de los premios económicos, la empresa auspiciante entregará un kit de herramientas, medallas y trofeos.

“La idea de realizar este campeonato es para rescatar e impulsar esta disciplina deportiva en la provincia”, aseguró Llamuca.

El ingreso a los encuentros será mediante la compra de un boleto para una rifa. Los fondos recaudados servirán para el pago de los árbitros y otras actividades previstas por el comité organizador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)