25 de febrero de 2018 00:00

Cinco clubes realizan chequeos médicos rigurosos a los juveniles

William Bastidas, médico de Liga de Quito, es el encargado del control y de los chequeos en la Sub 14, 16, 18 y Reserva, en el complejo de Pomasqui. Fotos: Alfredo Lagla y David Paredes/ EL COMERCIO

William Bastidas, médico de Liga de Quito, es el encargado del control y de los chequeos en la Sub 14, 16, 18 y Reserva, en el complejo de Pomasqui. Fotos: Alfredo Lagla y David Paredes/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Mauricio Bayas y
Ronald Ladines  (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cada futbolista tiene su historia clínica. Son cerca de 120 reportes médicos y en el año hay una actualización trimestral de esas fichas. Así es el monitoreo de la salud de los juveniles del Independiente.

Celio Romero, del cuerpo médico, calcula que hay unos 100 futbolistas entre los 12 y 18 años. “Hacemos en las divisiones formativas las mismas pruebas médicas que se hacen en Primera. Las pruebas son trimestrales, por el alto índice de reclutamiento”.

Los rayados son parte de la excepción. El control en las juveniles no se cumple en todos los casos. Independiente, Liga de Quito, Barcelona, El Nacional y Universidad Católica son los únicos clubes que realizan chequeos médicos rigurosos en sus divisiones formativas.

Las instituciones, además, monitorean los aspectos cardiológicos de los futbolistas. Los otros clubes de la Serie A realizan exámenes básicos.

El Dr. Celio Romero, de Independiente, es el responsable médico de las formativas. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

El Dr. Celio Romero, de Independiente, es el responsable médico de las formativas.  


Semanas atrás, el mundo del fútbol se conmovió con la historia de Joao Paredes, delantero del Delfín de 21 años, que intentó fichar por Liga de Quito, pero no pudo hacerlo, pues se le descubrieron una arritmia y una fibrosis. Tuvo que retirarse de la actividad deportiva.

En el caso de Independiente del Valle, según el galeno Romero, uno de los primeros exámenes a los jugadores es una valoración cardiológica. Los futbolistas se someten a una prueba de esfuerzo (carrera en una banda) y a un electrocardiograma, que permiten detectar anomalías cardíacas.

Además, se hacen chequeos médicos auditivos, visuales, odontológicos, nutricionales y psicológicos. Para esto, el club cuenta con un laboratorio completo y con equipos de alta tecnología que funcionan en el Centro de Alto Rendimiento ubicado en Chillo-Jijón.

El contraste es Delfín. Allí, por ejemplo, al principio de año se realizan exámenes de sangre, de laboratorio y evaluaciones médicas necesarias.

Frank García, el médico, explica que someter a todos los futbolistas juveniles a una prueba de esfuerzo es complejo, por el alto costo.

Después del caso ocurrido con Paredes aumentó la prevención. Sin embargo, tener el mismo protocolo médico que se aplica con las formativas de Independiente no es posible. Un electrocardiograma, una prueba de esfuerzo y un ecocardiograma garantizados cuestan sobre los USD 300.

Los clubes necesitarían cerca de USD 20 000 al inicio de cada año para tener una vigilancia exhaustiva de sus formativas. En cada categoría hay un promedio de 25 futbolistas y, por exigencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), los clubes deben contar con equipos en la Sub 12, 14, 16, 18 y con el equipo de Reserva.

En LDU tienen una estrategia para prevenir casos graves en las etapas de reclutamiento a chicos de 12, 14 y 16 años.

Willian Bastidas, integrante del cuerpo médico albo, explicó que una de las exigencias para los padres de familia es tener exámenes que garanticen un buen estado de salud y, además, se exige la firma de un documento de responsabilidad.

“Cuando hay casos extraños sometemos a criterios de especialistas del corazón”, manifiesta Bastidas, de la ‘U’.

Los clubes Macará, Técnico Universitario y Aucas firmaron un convenio con el Ministerio del Deporte, para que los futbolistas se realicen un examen deportológico completo a inicios de año.

Guayaquil City tomó una medida similar. Édison Viveros, jefe del cuerpo médico, explicó que los controles cardiológicos son prioridad. Desde este año, se realizan los electrocardiogramas con ergometrías –que miden los gases corporales– y con mediciones de la masa muscular.

Según Viveros, se basaron en pruebas estandarizadas por la FIFA, que además incluían valoraciones renales y hepáticas. Las mismas pruebas se comenzarán a realizar con los chicos de las juveniles.
¿Qué control médico exige la Ecuafútbol? Willian Poveda, gerente de Licencias, respondió que desde este año se exigirá a los clubes tener fichas médicas de los futbolistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)