24 de noviembre de 2016 00:00

El descenso está candente

Los jugadores del Aucas han tenido una mala campaña esta temporada.

Los jugadores del Aucas han tenido una mala campaña esta temporada. Foto: Alfredo Lagla, Archivo/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 14
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 3
Mauricio Bayas
Redactor (D)

En los entrenamientos de Aucas, los futbolistas y el cuerpo técnico hacen números todos los días con una esperanza: salvarse del descenso a la B.

Hay tensión y nerviosismo entre los futbolistas. En la práctica de antier, por ejemplo, hubo una pelea entre dos jugadores y fue necesario la intervención del cuerpo técnico para evitar que pase a mayores.

El DT colombiano Armando Osma admite una realidad: ‘Papá’ depende de otros resultados para no descender. Por ubicación en la tabla de posiciones acumulada, Aucas es el primer candidato a descender.

Osma insiste que el tema se resolverá hasta la última fecha. Sin embargo, la realidad demuestra lo contrario. Aucas puede confirmar su descenso el domingo, en la jornada 20.

Osma trata que sus pupilos se relajen en las prácticas con tareas recreativas. Procura que los deportistas hagan bromas y que los nervios no les gane estos días, pese a que el descenso ronda el estadio Gonzalo Pozo.

¿Qué debe pasar? Que Delfín triunfe ante Fuerza Amarilla, en el estadio Jocay (el sábado 26 de noviembre del 2016), y que los orientales pierdan ante El Nacional, el domingo. Con esa combinación de resultados, Aucas será el primer descendido del 2016 y no habrá matemática que lo salve.

“El último tropiezo que tuvimos fue muy duro. El rendimiento del equipo en las últimas fechas fue bueno. Si ganamos el domingo esto será hasta la última fecha. No nos podemos quejar del trato de la directiva”, dice el DT Osma.

Danny Walker, directivo, ha visitado a los jugadores en los entrenamientos. El mismo entrenador contó que se hizo oferta de premio doble para intentar motivar al plantel.

Sin embargo, eso no alcanzó en el último partido y el equipo está en terapia intensiva. “Mientras tengamos la matemática vamos a tener esperanza hasta el último. Aún nos podemos salvar”.

La misma ilusión ronda al plantel del Mushuc Runa. En el club de Tungurahua hay un escenario claro: una derrota ante Deportivo Cuenca, el sábado, empujará un paso más al descenso. El escenario se muestra complejo porque en las dos últimas fechas enfrentará a rivales difíciles.

Luis Alfonso Chango
, presidente del club, aclara que no hay ningún ofrecimiento económico para el plantel por salvar la categoría. “Ganar al Aucas nos dio algo de posibilidades. Es bien duro que nos salvemos. Todo está en manos de los jugadores. No podemos hacer los goles los dirigentes”, manifiesta Chango.

Aucas y Mushuc Runa, en ese orden, son los primeros candidatos para descender. Delfín y Fuerza Amarilla aún están en riesgo. Ambos se enfrentarán el fin de semana.

Octavio Zambrano, DT del plantel manabita, hace números. Confía en lograr la victoria que lo mantendría con la ventaja sobre los dos últimos. ‘Oz’ cuenta que durante la semana no ha realizado entrenamientos exigentes en la parte física porque el equipo está terminando la temporada.

El drama del descenso también matiza el desenlace del torneo. Un equipo que pierde la categoría deja de recibir más de USD 1,2 millones al año. Ese es el cálculo en los cuatro clubes. La principal fuente son los derechos de televisión, las taquillas y los auspiciantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)