21 de agosto de 2015  00:00

1 931 atletas disputarán el oro y la gloria en Pekín

Caterine Ibargüen llega a Pekín para defender el título mundial que logró en el 2013. EL COMERCIO

Caterine Ibargüen llega a Pekín para defender el título mundial que logró en el 2013. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Deportes

El Mundial de Atletismo Pekín 2015 comienza esta noche. Participarán 1 931 atletas, 1 042 hombres y 889 mujeres, representando a 207 países.

“El mundo deportivo entero estará pendiente del Mundial. Lo retransmitirán 200 países y tendrá una audiencia acumulada de 6 000 millones de telespectadores”, detalló el presidente saliente de la Federación Internacional (IAAF), el senegalés Lamine Diack.

Latinoamérica, que ha ganado 91 medallas mundiales en total, llega a Pekín liderada por la colombiana Caterine Ibargüen, quien defenderá el título del triple salto que consiguió en el Mundial Moscú 2013.

Mañana, desde las 06:10, se disputará la fase de clasificación. Salvo alguna hecatombe, la colombiana se clasificará para la gran final del lunes 24. Allí Ibargüen debería mantener un pulso previsible con la rusa Ekaterina Koneva, su teórica gran rival por el oro.

Koneva ha conseguido la mejor marca de este año, gracias a los 15,04 metros que firmó en mayo en Eugene (Estados Unidos) e Ibargüen es segunda en el ‘ranking’ de la temporada, con 14,88 metros.

Pese a ello, la colombiana llega con una suma importante de medallas como el oro que consiguió el mes pasado en los Juegos Panamericanos de Toronto. Su carrera ha ido en línea ascendente desde que logró el bronce mundial en Daegu 2011.

Después fue segunda en los Juegos Olímpicos Londres 2012, oro en el Mundial de Moscú 2013 y en 2014 triunfó en la Liga de Diamante y consiguió además batir su récord sudamericano, con un brillante 15,31 metros en la reunión de Mónaco. "Voy a darlo todo. Es una competencia más".

La otra figura que lleva Latinoamérica es sin duda el carismático Usain Bolt, el jamaiquino que regresa a Pekín siete años después de su irrupción en el ámbito internacional.

Tenía cara de niño, ahora es un hombre cercano a la treintena. Destrozaba todos los récords, ahora sufre por regresar a su mejor nivel. Bromeaba con todo y con todos, ahora tiene un talante más serio. "Pekín fue el lugar donde todo empezó para mí, en los Juegos Olímpicos del 2008. Tengo muy buenos recuerdos de la ciudad y del estadio", explicó ayer. "Estoy ansioso por salir a la pista".

Bolt, que hoy cumplirá 29 años, asombró al mundo en 2008 al lograr tres medallas de oro, en 100, 200 y 4x100 metros, con sendos récords mundiales. El ‘sprinter’ rebajó los cronómetros a 9:69, 19:31 y 37:10 segundos, respectivamente.

Mejoró después todas las marcas, pero su progresión pareció tocar techo hace años. Sin embargo, sigue siendo el ‘rey’ de la velocidad y es el favorito para ganar un nuevo trébol dorado en Pekín. “Aprendí mucho con los años, tengo más experiencia.

Soy mayor, obviamente. Soy un hombre diferente”, dijo el atleta. Sigue bromeando y regalando sonrisas prácticamente a cada paso que da, pero el niño que llevaba dentro en 2008 parece escondido.

Usain Bolt correrá hoy, a las 23:40, las rondas preliminares de los 100 metros libres. En la prueba reina de la velocidad tendrá como rivales al estadounidense Justin Gatlin y el jamaiquino Asafa Powell, quienes tienen en su hoja de vida sendas suspensiones por dopaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)