14 de septiembre de 2016 14:57

La denuncia de un supuesto dopaje de Simone Biles divide a los especialistas

Nadia Comaneci, la legendaria gimnasta rumana, y Simone Biles, la estadounidense que puede hacer historia en Río 2016

Nadia Comaneci, la legendaria gimnasta rumana, y Simone Biles, la estadounidense que también hizo historia en Río 2016. Foto: Tomada de Infobae

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Redacción Deportes

La gimnasta estadounidense Simone Biles, de 19 años, deslumbró en los Juegos Olímpicos de Río al conseguir cinco medallas, cuatro de oro. Pero el grupo ruso Fancy Bear, que hackeó la base de datos interna de la Agencia Mundial Antidoping (AMA), la denuncia por un supuesto dopaje.

Biles se defendió y reveló que sufre un padece un trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH). Por esto, tiene una Exención de Uso Terapeútico para tomar medicamentos específicos. Su revelación originó apoyos y cuestionamientos entre los especialistas.

El deportólogo ecuatoriano Óscar Vizuete, quien ha trabajado con deportistas de renombre como Jefferson Pérez, da su punto de vista. “En el caso de Simone Billes están hilando muy fino”, expresó el especialista. Los médicos siempre entregan una planilla de los medicamentos que toman los deportistas. Entonces, al estar declarados los medicamentos, no hay posibilidad de dopaje. Ella no tiene nada que esconder. Fue la campeona y por eso las miradas sobre ella”.

Vizuete explica que los deportistas pueden utilizar medicamentos especiales con permiso de la AMA siempre y cuando estos sean permitidos. Él comenta que hay deportistas que sí sufren trastornos de hiperactividad y déficit de atención, pero que esto no les impide realizar sus competencias.

Marino Pérez, especialista en Psicología Clínica y catedrático de Psicopatología y Técnicas de Intervención en la Universidad de Oviedo, tiene una opinión diferente. “El TDAH es un diagnóstico que carece de entidad clínica, y la medicación, lejos de ser propiamente un tratamiento es, en realidad, un dopaje”, expresó el español al medio ABC.

Pérez, incluso, habló de los efectos de la medicación para las personas detectadas con el TDAH. “La utilidad de la medicación, hasta donde lo es, no se debe a que esté corrigiendo supuestos desequilibrios neuroquímicos causantes del problema, como se da a entender, sino a que el propio efecto psicoactivo de la droga estimulante puede aumentar la atención o concentración, como también lo hacen el café o las bebidas tipo Red Bull”.

El español no mencionó a Biles, pero habló de los efectos de las medicaciones que utilizan las personas con este trastorno: “La medicación para el TDAH no es, en rigor, un tratamiento específico, sino un dopaje: es la administración de fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento”.

La AMA, por su parte, confirmó que un grupo de espionaje ruso bajo el nombre Tsar Team (APT28), conocido como Fancy Bear, obtuvo acceso ilegal a la base de datos del sistema ADAMS a través de una cuenta creada vía el Comité Olímpico Internacional para los Juegos de Río.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)