28 de julio de 2016 20:04

Playa costarricense se alista para recibir Mundial de surf entre amenaza de Zika

Joven surfista en búsqueda de olas en las playas de Jaco en Puntarenas, Costa Rica donde será el Mundial de Surf en Agosto del 2016. Foto: AFP

Joven surfista en búsqueda de olas en las playas de Jaco en Puntarenas, Costa Rica donde será el Mundial de Surf en Agosto del 2016. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La playa de Jacó, uno de los principales atractivos turísticos de Costa Rica, recibirá al próximo Mundial de Surf en un momento en el que intenta borrar la imagen de la mayor epidemia de zika en el país.

Con un oleaje moderado que baña sus arenas blancas, una vida nocturna animada y fácil acceso a la capital, esta playa en el Pacífico Central es quizás la más visitada por costarricenses y extranjeros en el país centroamericano.

El torneo, programado del 6 al 14 de agosto, congregará a las grandes figuras del surf mundial, una disciplina que aspira a convertirse en deporte olímpico a partir de los Juegos de Tokio 2020. Antes de eso, estará presente en los Juegos Centroamericanos de 2017, en Nicaragua, y en los Panamericanos de 2019 en Perú.

La municipalidad del cantón de Garabito, donde se encuentra Jacó, junto con la Asociación Internacional de Surf (ISA por sus siglas en inglés) , prepararon una fiesta para recibir el torneo de una semana.

Sin embargo, el clima festivo se ha visto empañado por el brote del virus del Zika, que ha golpeado esta playa del Pacífico Central y comunidades aledañas con más fuerza que al resto del país.

La playa de Jaco en Puntarenas, Costa Rica donde será el Mundial de Surf en Agosto del 2016. Foto: AFP

La playa de Jaco en Puntarenas, Costa Rica donde será el Mundial de Surf en Agosto del 2016. Foto: AFP

Según el boletín epidemiológico del Ministerio de Salud del 27 de julio, Costa Rica registra 295 casos de Zika, de los cuales casi la mitad (116) están en Garabito. El municipio que le sigue es Quepos, una localidad costera 54 kilómetros al sur de Jacó, con 32 casos.

Sin embargo, los promotores del evento se apresuran a minimizar el impacto de la enfermedad.

“Tenemos casos de Zika como en todo el país, la gente puede venir a Jacó sin ningún temor”, afirmó a la AFP el alcalde de Garabito, Tobías Murillo.

La enfermedad provocó alarma en países como Brasil y Colombia, donde su detección en mujeres embarazadas se ha relacionado con el nacimiento de niños con microcefalia.

El prefecto adelantó que el municipio adquirió equipo de fumigación que pondrá a funcionar antes del campeonato para ayudar a las localidades a combatir al mosquito Aedes Aegypti, vector del virus del Zika, así como del dengue y el chicunguña.


- A reventar -


Murillo reconoció que el Zika impactó el turismo en las vacaciones escolares de medio año, a inicios de julio, lo que el alcalde atribuyó a una campaña negativa de la prensa.

“Usted puede recorrer el cantón y preguntar dónde están los casos de Zika, no los va a encontrar, pero lo han dimensionado como si a uno con solo llegar a Jacó le va a dar Zika”, reclamó el alcalde desde su despacho, a pocas cuadras de la playa.

La elección de Costa Rica como sede del torneo no es casual: su combinado nacional ganó el Mundial de 2015 en Nicaragua y sus playas atraen surfistas de todo el mundo, al punto que el 10% del flujo turístico de 2013 estuvo asociado a ese deporte, según el Instituto Costarricense de Turismo.

“Esta playa va a reventar con el campeonato de surf. Vas a ver cómo va a venir gente de todas partes para estar cerca de los mejores surfistas del mundo”, vaticinó la francesa Celine Mounier, quien administra una escuela de surf en Jacó.

En una barraca sobre la arena donde guarda las tablas de surf de la escuela, Mounier comentó a AFP que la proliferación del zika ha tenido algo de impacto en las visitas a Jacó, aunque consideró exageradas las cifras de la enfermedad.

“En todas las zonas costeras hay casos de zika, en Jacó también. A una mujer embarazada yo no le recomendaría venir a Jacó ni a ninguna otra playa, pero para los demás no hay mayor riesgo”, comentó Mounier.

Otro instructor del deporte de las olas, Calixto García, más conocido como “Tigre” , reconoció que “esta campaña por el zika está alejando a la gente, ya casi no vienen turistas nacionales (costarricenses). Tengo 20 años en esta zona y nunca vi a nadie con zika”.

Aún así, el surfista de piel morena y largas trenzas rubias confía en que el temor por el virus no va a impedir la llegada de público al campeonato mundial de la disciplina.

“El Mundial va a estar pura vida, yo espero ver la playa llena de gente disfrutando con el mejor surf del mundo”, expresó García.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)