23 de diciembre del 2015  00:00

Los clubes ecuatorianos prefieren a los futbolistas argentinos

Daniel Neculman es marcado por el jugador de Emelec Byron Mina. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Daniel Néculman es marcado por el jugador de Emelec, Byron Mina. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Álex Puruncajas

El argentino Daniel Néculman se unió a River Ecuador en enero, luego de permanecer dos años en clubes de la Serie B. En su regreso al fútbol de élite ecuatoriano, anotó  22 goles y terminó como segundo goleador del torneo.

Néculman es uno de los 30 argentinos que integraron equipos de la Serie A en esta temporada. Los gauchos fueron mayoría entre los futbolistas extranjeros contratados por los equipos.

De los 59 foráneos inscritos en la Ecuafútbol, 18 fueron uruguayos. Además, hubo ocho paraguayos, un brasileño (Gabriel Marques), un colombiano (Nelson Ramos) y un peruano (Giancarlo Carmona). Con esto, Argentina se mantiene como el país que más jugadores aporta al torneo ecuatoriano.

El año pasado, hubo 58 extranjeros en los equipos: de ellos 32 fueron gauchos. ¿A qué se debe la mayoritaria presencia de argentinos en el campeonato? Directivos consultados aseguran que existe una amplia oferta de jugadores de ese país en el ‘mercado de piernas’ internacional. Además, resaltan que estos jugadores se adaptan con facilidad.

Bruno Vides, jugador de la Universidad católica. Foto: Archivo

Bruno Vides, jugador de la Universidad católica. Foto: Archivo

Otro caso destacado es el del atacante Bruno Vides, quien marcó 16 goles en 21 partidos con la Universidad Católica. Él llegó en julio y terminó como el tercer goleador del certamen.

El golero argentino Sebastián Blázquez también tuvo una campaña aceptable. Este año, atajó en los 44 partidos del torneo con Aucas.

El golero Sebastian Blazquez intenta atrapar una pelota tras remate de Ismael Blanco (9). Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El golero Sebastian Blazquez intenta atrapar una pelota tras remate de Ismael Blanco (9). Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Eso sí, no todos los argentinos se destacaron. El ‘Gordo’ Leonel Núñez estuvo seis meses en el Mushuc Runa, pero solo jugó cuatro partidos y no marcó goles. Al jugador se lo vio con sobrepeso durante los partidos y los entrenamientos.
Por esto, el club rescindió el contrato del futbolista. Esto, sumado a la salida del técnico Julio Asad, originó que Mushuc Runa tuviera un desbalance económico. Sin embargo, el plantel equilibró sus cuentas y terminó el año sin déficit.

Al defensa argentino Rodrigo Erramuspe tampoco le fue bien. Solo jugó dos partidos en su paso por Liga de Quito. Por ello, salió del equipo a mitad de la temporada.

Esos fueron los casos de argentinos que no se consolidaron en el torneo. Al resto les fue mejor. Los argentinos dicen que se adaptan con facilidad porque existen otros jugadores y técnicos de su país que facilitan su convivencia.

En efecto, Emelec contó con el técnico Omar De Felippe; Liga tuvo a Luis Zubeldía; River Ecuador contó con Marcelo Trobbiani y Católica con Jorge Célico. Los cuatro son entrenadores argentinos.

Jugadores foráneos en el fútbol ecuatoriano

En Católica, los argentinos Hernán Galíndez, Facundo Martínez y Federico Nieto “recibieron como hijo” a Vides a finales del año. Junto a él, se reunían por las tardes y organizaban asados para distraerse fuera del fútbol.

“Me ayudaron mucho en mi llegada. Son buenas personas”, dijo el delantero de sus compatriotas. Néculman tampoco tuvo problemas para adaptarse a Guayaquil. En esta ciudad, visitó los centros comerciales y los parques, hasta adaptarse con su familia. Además, empezó a degustar mariscos, en su amplia variedad de pescado y camarón.

Ahora, el atacante, de 30 años, espera el nacimiento de su primer hijo. Aunque dijo desconocer su futuro, trascendió que equipos como Emelec y Liga de Quito se interesaron en contratarle para la próxima temporada.

Antes de que terminara el torneo, Néculman aseguró que le gustaría seguir la próxima temporada en el fútbol ecuatoriano.
Él es uno de los 1 689 argentinos que este año jugaron fuera de su país. Argentina es el segundo país sudamericano que más futbolistas ‘exporta’. El primero es Brasil, quien tiene 2 520 jugadores en planteles del exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)