6 de agosto de 2014 11:35

Kashiwa Reysol venció 2-1 a Lanús y se coronó campeón de la Copa Suruga 

Los jugadores del Kashiwa Reysol festejan el campeonato, tras vencer 2-1 a Lanús por la Copa Suruga, el 6 de agosto del 2014. Foto: AFP

Los jugadores del Kashiwa Reysol, de Japón, festejan el campeonato, tras vencer 2-1 a Lanús, de Argentina, por la Copa Suruga, el 6 de agosto del 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
Kashiwa, Japón

El delantero brasileño Leandro dio la victoria (2-1) al Kashiwa Reysol de Japón en la final de la Copa Suruga al anotar un penal en el último minuto ante el Lanús argentino, el 6 de agosto, en el Hitachi Soccer Stadium de Kashiwa.

Los japoneses se adelantaron por medio de Kaoru Takayama (44') y, pese a que Lanús empató con un disparo de Leandro Somoza que rebotó en Tatsuya Masushima (55'), el penal provocado sobre Masato Kudo al final del partido permitió a Leandro sellar el triunfo de los japoneses (89').

El segundo gol del equipo nipón enardeció los ánimos, sobre todo entre los jugadores argentinos, y se produjeron varios enfrentamientos entre los futbolistas de ambos equipos que resultaron con la expulsión de Diego González (90') y varios empujones e intercambio de palabras entre ambos equipos al final del duelo.

La Copa Suruga se disputa desde 2008 entre el campeón de la Copa J-League japonesa y el vencedor de la Copa Sudamericana y solo en las dos primeras citas se impusieron los sudamericanos, Arsenal argentino (2008) y Internacional brasileño (2009).

Este miércoles, el partido empezó igualado aunque poco a poco Lanús se hizo con el control del balón. Los argentinos atacaban por los costados buscando los remates por alto de sus delanteros Lautaro Acosta y, sobre todo, del uruguayo Santiago Silva, que dispuso de dos ocasiones claras para marcar que se fueron desviadas por poco del arco japonés.

El Kashiwa Reysol, entrenado por el brasileño Nelsinho, esperaba al contragolpe o un fallo de los argentinos para intentar enlazar con su principal arma ofensiva, Leandro. Al final de la primera parte llegó el error de Lanús y los nipones no desaprovecharon la ocasión.

Un mal pase de Somoza llegó a Leandro cuando la defensa argentina enfilaba el campo contrario. El delantero brasileño controló y sirvió para que un solitario Takayama marcara a placer y el Kashiwa se fuera con ventaja a los vestuarios, pese que Lanús disfrutó de otras dos claras ocasiones más antes del final de la primera mitad.

Los argentinos tomaron el mando del partido en la segunda parte y dieron su primer aviso a los diez minutos de la reanudación pero primero el portero, después el larguero y por último un defensa evitaron el empate de los hombres de Guillermo Barros Schelotto en la misma jugada.

Cuatro minutos más tarde, Somoza se redimió cuando su disparo lejano lo tocó un defensa y acabó en el fondo de la red defendida por Takanori Sugeno. En los últimos minutos del partido Lanús encerró al Kashiwa en su campo y los japoneses volvieron al plan inicial de resguardarse atrás y salir a la contra.

En uno de esos contragolpes, y cuando ambos equipos ya casi pensaban en los penales, Kudo cayó en el área y el árbitro coreano Kim Jong-Hyeok señaló una pena máxima muy protestada por los jugadores argentinos. Leandro no tuvo compasión y la Copa Suruga se quedó en Japón por quinto año consecutivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)