10 de mayo de 2017 13:07

El contrato de la FEF con Ecuticket terminará en septiembre, tras la sanción de la FIFA

Guillermo Lasso acudió al estadio Atahualpa para el partido Ecuador - Colombia por las eliminatorias al Mundial Rusia 2018. Foto:

Guillermo Lasso acudió al estadio Atahualpa para el partido Ecuador - Colombia por las eliminatorias al Mundial Rusia 2018. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Ronald Ladines

En la Federación Ecuatoriana de Fútbol dieron por “cerrada”, la polémica que se generó por la denuncia de un excandidato presidencial, sobre una supuesta venta irregular de boletos para el partido que disputó la Tricolor ante Colombia, el pasado 28 de marzo por las eliminatorias sudamericanas.

Según la versión oficial, el organismo no es el encargado directo de la venta de los boletos. Ellos tienen un contrato vigente con Ecuticket, empresa que se encarga de la impresión y expendio de entradas y abonos para los partidos de Ecuador.

El excandidaro presidencial Guillermo Lasso, por su parte, denunció a la FEF como responsable de los incidentes que se ocasionaron ese día, cuando él y su familia sufrieron agresiones verbales y físicas, por parte de un grupo de personas opuestas a su candidatura política.

Carlos Villacís, presidente de la FEF, anunció meses atrás que darían por terminado el contrato con la empresa, debido a los incidentes que se generaron durante el mencionado encuentro, que correspondió a las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

Más allá de las explicaciones de la FEF, la FIFA decidió sancionar al organismo nacional como responsable por esos hechos. Donde además de las supuestas agresiones, también se registraron gritos en contra del Gobierno actual. La multa fue de USD 14 898.

El artículo 60, literal 1, del Reglamento FIFA de Seguridad en los Estadios impide las acciones políticas: "Se prohíbe terminantemente la promoción o el anuncio por cualquier medio de mensajes políticos o religiosos o cualquier otro acto político o religioso en el estadio o sus inmediaciones antes, durante y después de los partidos".

La FEF deslindó responsabilidad en el asunto y hasta el momento no se ha esclarecido como ese grupo de personas obtuvo los boletos.

Por eso, la ruptura del contrato con Ecuticket se mantiene. Según expresó uno de los miembros del Directorio, que prefirió no ser citado, el convenio con la empresa se mantendrá hasta el partido con Perú, el próximo 5 de septiembre del 2017.

Eso se debe a que las entradas para el encuentro ante los peruanos, se habían vendido en abonos, desde marzo pasado.

“Luego de eso se cierra, para el partido ante Argentina (10 de octubre) contaremos con los servicios de otra empresa”, dijo el directivo. Será el último partido de Ecuador como local en las eliminatorias.

Lasso también denunció la existencia de un cheque de una entidad estatal, con el que se habría comprados las entradas. En respuesta, Villacís explicó que se trata de un pago del Banco del Pacífico, por los derechos del patrocinio del nombre comercial del campeonato ecuatoriano

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)