28 de abril de 2016 14:40

Algunos comerciantes quieren lluvia en el partido Independiente vs. River Plate

Ramiro Torres vende ponchos de plástico y paraguas afuera del estadio Atahualpa. Foto: Carlos Augusto Rojas / EL COMERCIO

Ramiro Torres vende ponchos de plástico y paraguas afuera del estadio Atahualpa. Foto: Carlos Augusto Rojas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Carlos Augusto Rojas
Quito

La lluvia amenaza con caer en el sector del estadio Olímpico Atahualpa y Ramiro Torres sonríe complacido. El comerciante de 41 años merodea las calles cercanas al escenario deportivo con "ponchos de agua a un dólar".

Hay poco movimiento a las afueras del estadio a las 14:00 del 28 de abril del 2016. Unas horas más tarde, a las 17:30, se jugará el partido entre Independiente del Valle y River Plate por los octavos de final de la Copa Libertadores.

A esta hora ya se observa a decenas de policías, metropolitanos y vendedores. Torres es uno de ellos y cada vez que mira al cielo se complace.

Una fuerte lluvia, sobre todo cerca de la hora del juego, lo beneficiará en su venta de ponchos de agua "con capucha y todo".

Como él ya hay otros vendedores con plásticos y ponchos ante la amenaza de aguacero. Algunos los ofrecen a dos por cinco dólares.
"Llueva o no llueva siempre vengo con ponchos", dijo el comerciante que lucía contento la camiseta de El Nacional, su equipo predilecto.

Afuera del estadio también se comercializan entradas en la reventa. Además, hay una carpa donde se recolectan donaciones para los damnificados del terremoto del 16 de abril. Los aficionados pueden traer víveres, agua y otras contribuciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)