21 de enero de 2018 00:08

Cinco clubes de fútbol acumulan un déficit de USD 32,9 millones

Barcelona SC superó con comodidad al Deportivo Cuenca en el estadio Monumental. Foto: API

Los 12 equipos de la Serie A deberán presentar en la Ecuafútbol, hasta finales de este mes, sus presupuestos para este año y las fuentes de financiamiento Foto: API

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 12
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 5
Redacciones Quito, Guayaquil y Cuenca  (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Demandas de jugadores, pérdidas de ingresos e incumplimientos en pagos a deportistas, proveedores y entidades públicas explotaron en los últimos 10 años, en la Serie A del fútbol ecuatoriano.

Estos conflictos golpearon a los clubes y generaron líos económicos. Así, Barcelona, El Nacional, Liga, Técnico Universitario y Aucas arrastran déficits, según revelaron sus directivos. Los otros siete clubes de la Serie A descartaron tener pasivos o mantuvieron las cifras en reserva.

Para cancelar las deudas, los dirigentes realizaron préstamos con el respaldo de sus firmas o llegaron a convenios.

El ‘Ídolo’ tiene el mayor déficit: USD 23 millones. Su presidente, José Francisco Cevallos, se propuso sanear las cuentas hasta el final de su período, en octubre del 2019.

Desde que asumió el cargo, en octubre del 2015, su directiva ha cancelado cerca de USD 9 millones. La cifra incluye deudas con el DT Benito Floro y exjugadores, como el argentino Rolando Zárate y el uruguayo Andrés Lamas.

“Es una linda herencia la que nos dejaron. Tratamos de sortear las deudas que nos caen de todas partes”, argumentó Cevallos. En diciembre, los toreros llegaron a acuerdos con jugadores que entablaron demandas en la FIFA.

Para este año, los amarillos tendrán un presupuesto de USD 20 millones, financiado por los auspiciantes, las taquillas, el aporte de socios y los derechos de televisión.

Además, los toreros disputarán la Sudamericana, que generará ingresos por taquilla y premios de la Conmebol. “Seguiremos cumpliendo con los acreedores y creciendo como club”, recalcó Cevallos.

En El Nacional el déficit es cercano a los USD 3,5 millones. Su presidente, Tito Manjarrez, dice que cuando se posesionó en el cargo, a finales del 2015, recibió al plantel con una deuda de USD 6 360 000.

Explicó que en el período 2016, su institución pagó salarios de 17 meses. “Cinco meses impagos del 2015 y 12 del 2016. Los problemas económicos han sido más difíciles que los futbolísticos, pero hemos logrado salir”, indicó Manjarrez.

Los pagos por demandas de exjugadores del plantel ya se cancelaron. Ahora, se mantienen dos deudas: con el SRI y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que se terminará de cancelar en el 2019.

En Liga, el déficit bordea los USD 3 millones. Según Esteban Paz, titular de la Comisión Ejecutiva del conjunto, este monto se generó porque el club dejó de percibir ingresos por su ausencia en torneos internacionales en los últimos años. También admite que la ‘U’ perdió dinero por la contratación de Ariel Nahuelpán.

El ‘Rodillo’, en cambio, tiene un déficit de USD 2,5 millones por juicios de 30 jugadores e incumplimientos en pagos al SRI y al IESS. Tito Jara, titular del cuadro ambateño, asegura que se intentarán resolver los conflictos. Hay acuerdos de pagos con esas entidades.

Deportivo Cuenca espera, a finales de este mes, contar con los estados financieros para convocar a una Asamblea. Ahí se informará cuál es el déficit, aunque se conoce que asciende a USD 1 100 000.

Según Claudio Peñaherrera, titular del ‘Expreso’, el saldo en rojo se mantiene porque “lo presupuestado se utiliza para cubrir pagos de años pasados”.

Para cancelar deudas del 2017 se usaron USD 300 000 del presupuesto de este año, que es de 2 800 000. Dos auspiciantes adelantaron dinero para cancelar sueldos de noviembre y parte de diciembre.

Indica que el déficit pudo ser mayor. La venta del 80% de los derechos deportivos de Hamilton Piedra y el traspaso de Richard Schunke a Independiente dejaron USD 350 000.

Para jugar este año, el Cuenca gestiona un plan de pagos con jugadores del 2017. Se adeudan premios y montos de finiquitos de contratos. Hay acuerdos para cancelarlos.

Los líos económicos se mantienen, pese a que en el 2017 la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) estableció que se presenten sus presupuestos y las fuentes de financiamiento. Los casos críticos estuvieron en Fuerza Amarilla y Clan Juvenil, que se atrasaron hasta cuatro meses en pagar salarios.

William Poveda, gerente de Concesión de Licencias de la FEF, indica que los planteles deben presentar los presupuestos 2018 y sus flujos de caja hasta finales de este mes. Se los inspeccionará en abril, julio y septiembre.

Para cumplir sus presupuestos, los equipos tendrán un instructivo. En caso de incumplimientos, habrá multas, no podrán contratar jugadores o serán suspendidos.

En equipos como Emelec, se descartan los déficits. “Los clubes son entidades sin fines de lucro, no pueden tener pérdidas o ganancias”, dijo Nassib Neme, titular azul. En Macará se logró equilibrar las finanzas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (14)