3 de noviembre de 2017 17:54

Clan Juvenil derrotó 1-0 al Macará y le complica el sueño de Libertadores 

Clan Juvenil y Macará juegan en el estadio de Rumiñahui. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Clan Juvenil y Macará abrieron la fecha 17 de la segunda etapa del Campeonato Nacional, en el estadio de Rumiñahui. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 14
Redacción Elcomercio.com

Un aguerrido Clan Juvenil derrotó 1-0 al Macará de Ambato en el estadio de Rumiñahui, este 3 de noviembre de 2017. El gol lo marcó el jugador Daniel Porozo al minuto 13, en el partido que abrió la fecha 17 de la segunda etapa del Campeonato Nacional.

El gol de Porozo bastó para que los dirigidos por Julio y Leandro Asad se impongan a los ambateños y complicaran el sueño de Copa Libertadores que busca el cuadro celeste en la segunda etapa del Campeonato Nacional. 

El partido fue de ida y vuelta en los primeros 45' y tuvo en el arquero Rubén Lajones a la figura del encuentro. El guardameta sangolquileño se encargó de impedir que las pelotas de Carlos Feraud y Juan Manuel Tévez, figuras del Macará, tengan éxito en su arco. 

Con este resultado, el Clan sumó 15 puntos en la segunda etapa y 27 en la acumulada. El Macará se quedó con sus 26 unidades en la segunda etapa y 59 en la acumulada. Aunque la victoria no aleja del descenso al elenco sangolquileño envía el mensaje que darán pelea hasta su último juego en la Seria A. 

Tras el pitazo inicial, el Clan Juvenil generó dos ocasiones para abrir el marcador. Antes del minuto 2, el delantero Luis Congo probó con un remate desde fuera del área y luego con un cabezazo. Sus intentos no fueron suficientes para vencer al arquero Espinoza, pero mostró que los locales tenían total predisposición para el ataque. 

Promediando el minuto 8, el cuadro celeste salió del asedio local. El jugador Juan Manuel Tévez bajó un balón en el área del Clan y cuando se disponía a sacar un remate fue interceptado por la defensa sangolquileña. El rebote quedó en los pies de Champang, pero el hábil mediocampista ambateño no pudo sortear la marca y le arrebataron la pelota.  

Pese a la reacción del visitante, el Clan Juvenil no perdió su vocación ofensiva. Pita encarriló en varias ocasiones a Porozo y Congo y los anuncios de peligro en el arco de Espinoza cada vez eran más constantes. 

Al minuto 13, el esfuerzo del cuadro sangolquileño tuvo su recompensa. Tras un centro desde la derecha, la pelota le quedó limpia al delantero Congo pero el experimentado arponero pifió el balón, sin embargo, Daniel Porozo se encontraba cerca y aprovecho para sacar un remate potente que venció al arquero Espinoza. 

Luis Congo, del Clan Juvenil, disputa un balón en el partido ante Macará de Ambato. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Luis Congo, del Clan Juvenil, disputa un balón en el partido ante Macará de Ambato. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO


El gol del Clan golpeó al Macará. Los dirigidos por Paúl Vélez adelantaron líneas y buscaron más a su delantero estrella, Juan Manuel Tévez. Precisamente, el atacante argentino estuvo cerca de marcar la igualdad al minuto 23, luego de una gran incursión por el centro del área. El defensa León se interpuso y el remate de Tévez se fue al tiro de esquina. 

El Macará no desistió en su intención de anotar y antes de la media hora de juego tendría otra chance. Al 29', tras un lanzamiento de esquina, el central ambateño Óscar Ayala se hizo del rebote y sacó un potente remate que el arquero Rubén Lajones logró detener a mano cambiada. Fue la más clara para la visita

En la recta final de los primeros 45', el Macará relució un mejor juego que el Clan. El equipo de Vélez inclinó la cancha y se aproximó con peligro por las bandas. Cazares y Champang se encargaron de abrir la defensa sangolquileña, pero no había precisión en el pase final. 

El arquero Lajones se convirtió en figura en la primera mitad y fue clave para que el Clan se marche ganador a los camerinos. El guardamenta se mostró solvente cuando fue probado por los remate de Feraud y cuando tuvo que salir a despejar las pelotas de esquina. 

En la etapa de complemento, tanto el Clan como el Macará salieron con actitud ofensiva. La visita pugnaba por el empate y los sangolquileños querían cerrar el partido con un segundo gol. No obstante, los ambateños se mostraron con más peligro en los primeros minutos del segundo tiempo. 

Juan Manuel Tévez volvió a comandar el ataque celeste pero seguía fallando en la definición. Junto al argentino sumaban esfuerzos la 'Bomba' Gómez y Cazares. Sin embargo, el recién ingresado, Carlos Ayoví (Óscar Ayala), fue el jugador que estuvo más cerca de anotar. Al minuto 59, Ayoví se internó por derecha y sacó un remate que se estrelló en el vertical de la mano derecha del arquero Lajones. 

Ante la presión del Macará, el Clan intentó responder con pelotazos al área de Espinoza e ingresaron al campo de juego  Carlos Quillupangui (Luis Congo) y  Jonathan De La Cruz (Marwin Pita). 

De La Cruz aportó con escapadas por las bandas, pero no era suficiente para concretar una acción de gol. El juego seguía dominado por la visita y nuevamente el arquero Lajones se convertía en figura. 

Los ambateños bregaban por todas las vías el empate pero la zaga sangolquileña no aflojaba la marca. Al 77', el Macará volvió a tener una inmejorable opción para empatar pero Juan Manuel Tévez no estuvo fino. El argentino recibió un centro bajo por derecha y llegó sin marca para rematar, sin embargo, faltó puntería a su tiro y el balón salió cerca del vertical. 

Los 10 finales del partido fueron de alta intensidad. El Macará concentró su juego en el área del Clan y el arquero Lajones se encargó de ahogar todas las acciones de gol de los ambateños. Para el tramo final, el técnico Vélez mandó al campo a Orlen Quintero
(Ronald Champang) y Jean Estacio (José Luis Cazares).

Al 82', tras el cobro de un libre, el arquero Lajones despejó a un costado el remate y el rebote lo tomó Carlos Arboleda. El volante celeste acomodó el esférico y saco un tiro desde fuera del área que salió apenas desviado del vertical izquierdo. 

La desesperación se contagió en el cuadro celeste y el orden en sus ataque se perdió en los minutos finales. Las pelotas llovidas cayeron una y otra vez en el arco de Lajones, pero el guardameta sangolquileño respondió con solvencia y mantuvo su arco en cero. 

El partido fue dirigido por Marlon Vera. Asistente 1, Luis González. Asistenta 2, Jorge Párraga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (8)