20 de julio de 2017 11:11

Chris Froome se exhibe en el Izoard y acaricia su cuarto Tour de France 

El ciclista francés Romain Bardet (izq, AG2R La Mondiale) y el británico Christopher Froome (Team Sky) en acción durante la 18ª etapa del Tour de Francia, entre las localidades de Briancon e Izoard, en Francia, el 20 de julio de 2017. Foto: Yoan Valat/ EF

El ciclista francés Romain Bardet (izq, AG2R La Mondiale) y el británico Christopher Froome (Team Sky) en acción durante la 18ª etapa del Tour de Francia, entre las localidades de Briancon e Izoard, en Francia, el 20 de julio de 2017. Foto: Yoan Valat/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA

El británico Chris Froome demostró hoy que va sobrado de fuerzas en el Tour de Francia y quedó a un paso de ganar por cuarta vez la ronda ciclista más importante de mundo.

Froome, campeón del Tour en 2013, 2015 y 2016, controló en todo momento la décimo octava etapa, que tuvo lugar en Los Alpes y fue la última de alta montaña, y ya solo le separan 348 kilómetros del triunfo final.

El francés Warren Barguil, que tiene asegurado el maillot de la montaña, sumó hoy en el Col d'Izoard su segunda victoria de etapa el presente Tour. El galo coronó el imponente puerto en solitario y se impuso después de 179,5 kilómetros en 4:40:33 horas. "Es un sueño para mí", indicó Barguiel. "Nunca me lo habría imaginado, es increíble".

El colombiano Jhon Darwin Atapuma fue segundo a 20 segundos y cruzó la meta con el mismo tiempo que Froome y el francés Romain Bardet, el único que parecía tener piernas para poner el peligro el jersey amarillo del británico. Bardet atacó en la última subida a Froome, pero el líder respondió contraatacando.

Finalmente, cruzaron la meta con dos segundos de ventaja sobre el colombiano Rigoberto Urán, que cayó del segundo al tercer puesto de la clasificación general. Así, Froome afrontará las tres últimas etapas con 23 segundos de ventaja sobre Bardet y 29 por encima de Urán. Y el recorrido que resta, dos etapas casi llanas y una contrarreloj -territorio que Froome domina como pocos-, colocan al jefe de filas del equipo Sky al borde de un nuevo triunfo en el Tour.

Mañana se disputará la décimo novena etapa, 222,5 kilómetros entre Embrun y Salon de Provence, y el sábado habrá una crono de 22,5 kilómetros en Marsella. El domingo, el pelotón llegará a los Campos Elíseos de París, una etapa en la que históricamente no hubo nunca grandes diferencias. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)