16 de noviembre de 2016 00:00

Barcelona SC busca ser campeón sin jugar una final en diciembre 

Barcelona SC es el líder del torneo ecuatoriano de fútbol. Marcos Pin / API

Barcelona SC es el líder del torneo ecuatoriano de fútbol. Marcos Pin / API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Ronald Ladines

Guillermo Almada probó a Erick Castillo como delantero para el partido que Barcelona juega hoy frente a El Nacional, en el Olímpico Atahualpa.

Para este juego, que corresponde a la fecha 12 del campeonato, el entrenador no contará con su goleador Jonatan Álvez, que debe cumplir con un partido de suspensión. Acumuló cinco tarjetas amarillas.

La semana fue difícil para el entrenador. Su equipo estuvo disminuido, por los cuatro jugadores que cedió a la Selección ecuatoriana. Recién el lunes pudo entrenar con Darío Aimar y Pedro Velasco, Mario Pineida y Marcos Caicedo se quedaron con la Tri, para el juego que disputó ayer.

Ante la ausencia de Álvez y Caicedo, Castillo fue la primera opción del estratega. El futbolista regularmente actúa como extremo por derecha o por izquierda. El entrenador ahora quiere aprovechar su velocidad por el carril central.

Castillo, de 21 años, actuó este año en 26 partidos del campeonato nacional. Anotó un solo gol. La otra opción que maneja el entrenador, es incluir a Christian Suárez como piloto de ataque. El ‘Chivo’ acumula tres goles en 14 juegos del torneo local.

Suárez actuó el domingo pasado en el amistoso contra Caracas FC de Venezuela, en el estadio Monumental. El encuentro terminó 1-0 a favor de los visitantes. Almada quería que el jugador sumara minutos en cancha. A Castillo lo cuidó y no estuvo convocado.

La ausencia de Álvez preocupa al estratega. Él es el goleador de la escuadra, con 18 anotaciones. Los amarillos no tienen a un centrodelantero ‘de oficio’ para suplirlo.

Es el primer partido diferido que cumplen los amarillos. Aún les resta uno ante Independiente del Valle, por la fecha 18, que se jugará el 23 de noviembre. El equipo de Almada es el principal opcionado para ser campeón, al final del año.

Luego del juego ante los militares, a los porteños le restan cinco partidos, tres de ellos en la costa. Almada considera que esta podría ser una ventaja, considerando que su equipo evitará el sacrificio de jugar en la altitud cada 15 días.

Barcelona visitará Fuerza Amarilla y Mushuc Runa. Además, recibirá a Independiente del Valle, Emelec y Aucas, en el estadio Monumental.

Al momento, los porteños suman 41 puntos en la segunda etapa. Están tranquilos porque a falta de cinco partidos ya llevan cuatro puntos de ventaja sobre su escolta, Emelec.

“Todos los partidos que tenemos serán finales. No nos vamos a desconcentrar”, mencionó Almada. El entrenador quiere dedicarle el campeonato a su madre, que falleció la semana pasada en Montevideo.

Si los amarillos suman en los próximos dos partidos, podrían definir la etapa el próximo 27 de noviembre, a falta de dos fechas para el final del campeonato, cuando reciban a Emelec. Según los cálculos de la directiva, con una victorias ante los eléctricos podrían consagrarse campeones.

Para Carlos Alfaro Moreno, vicepresidente, ser campeones directos es el objetivo principal. Quieren evitar una final, al igual que ocurrió en el 2012. “En el interior del club hay un ambiente de campeón. Queremos aprovechar ese optimismo y evitar una hipotética final”, mencionó .

Según él, todos están enfocados en alcanzar ese objetivo. Por eso evita hablar sobre contrataciones de jugadores para la próxima temporada. “No es momento”, responde cada vez que los periodistas lo interrogan por posibles fichajes.

Este año los amarillos cumplieron con una racha arrasadora. Además de ser los mejores ubicados, con 88 puntos, también son los que más goles anotaron (82) y los que menos anotaciones recibieron (27).

José Francisco Cevallos, presidente, está conforme con el resultado de su gestión, que inició en octubre del año pasado. “De a poco Barcelona está ganando esa identidad y protagonismo de antaño. Es un grande de América que siempre debe pelear títulos”, dijo.

Está orgulloso porque han destacado pese a la crisis económica que atraviesan. El déficit del club se calcula en USD 24 millones hasta la fecha.

Los toreros están clasificados a la Libertadores y ya resignaron USD 1 millón de los ingresos que genere esa competición, para pagarle a Boca Juniors por una deuda que arrastran desde el 2013.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)