8 de diciembre de 2014 19:49

José Pacho perfeccionará su salto con pértiga en Italia

José Pacho se ejercitó ayer en la pista de  Los Chasquis, en La Vicentina, con la guía del entrenador cubano Luis Small. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

José Pacho se ejercita en la pista de Los Chasquis, en La Vicentina, con la guía del entrenador cubano Luis Small. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Carlos Rojas
Redactor (D)

José Pacho es aquella excepción que confirma la regla. Generalmente, los mejores saltadores con pértiga del mundo son altos y miden más de 1,80 metros. Pero el mejor garrochista del país, el esmeraldeño que ostenta los récords absolutos (5,20 m) y de juveniles (4,93 m) supera con poco los 1,70 metros.

Con esa estatura, el temerario deportista ganó por primera vez en la historia del país una medalla de oro iberoamericana, en la especialidad de salto con garrocha, en la cita atlética de Sao Paulo, en agosto.

“Nosotros vamos contra la lógica”, aseguró el entrenador Luis Small que se encontró con el ágil y fuerte deportista tras una búsqueda de talentos deportivos en el 2009.

A pesar de que el medallista iberoamericano no tenía la estatura ‘idónea’, sí contaba con la fuerza explosiva, la velocidad y la agilidad que también se requieren en esta disciplina.

El temerario saltador, que se ha elevado sobre los 5,40 metros en entrenamientos, viajará a Italia, a mediados del próximo mes, donde se entrenará en el Centro Mundial de Preparación de Pértiga de la IAAF, en Formia.

Ese fue un convenio al que llegaron las autoridades deportivas locales y el legendario Sergey Bubka, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos en esta disciplina y actual vicepresidente de la IAAF y presidente de la Comisión de Desarrollo de ese organismo.

Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, estaba contento por la oportunidad que tendrán Pacho y los prejuveniles Arturo Vera (Guayas) y Fabricio Delgado (Manabí) para mejorar su técnica en un centro especializado al que acuden los seleccionados de países que dominan la especialidad como Cuba, Brasil, Alemania y otros.
Small, técnico cubano que ya lleva 17 años trabajando en el salto con pértiga, viajará con el equipo.

Él también está emocionado porque podrá comparar su trabajo con el que realizan los entrenadores europeos. El técnico de 43 años también busca que el esmeraldeño César Quiñónez, de 20 años, se sume al concentrado en Europa.

Él tampoco es alto, pero Small confía que puede avanzar en esta disciplina y lograr resultados, pues ha alcanzado 4,50 metros en pruebas oficiales.

Quiñónez y Pacho se ejercitaron ayer en Quito, en la pista de Los Chasquis, donde estarán hasta mañana. Luego viajarán a Cuenca, Portoviejo, y volverán a Quito un par de días antes de partir a Italia. Ellos se ejercitarán hasta finales de año, al punto que Pacho solo pasará con su familia el 31 de diciembre.

Los viajes y las concentraciones son parte de la vida de un atleta de alto rendimiento. En este año, el esmeraldeño, oriundo de Muisne, solo vio a su familia en agosto, durante los dos días que tuvo permiso para visitarlos.

Esta temporada también se probó en el Mundial de Oregón, pero no pudo pasar a las finales. Sin embargo, en esa localidad de EE.UU. realizó el salto de 5,40 metros. Fue en un entrenamiento, el mismo día que se realizaban las finales del Mundial juvenil.

El plan para Pacho es terminar el 2015 con 5,45 metros, para buscar en el 2016 la marca para Río de Janeiro. Para asistir a los Juegos Olímpicos se deben saltar 5,65 metros. “No podemos apurarlo, porque es un chico de 18 años. Nosotros estamos apuntando a los Juegos Olímpicos del 2020, que llegaría en su edad idónea”, reveló ayer su entrenador.

En la clasificación sudamericana absoluta, Pacho es sexto y es primero entre los juveniles. El campeón iberoamericano 2014 asegura que todavía debe mejorar su capacidad de concentración, que también es básica para triunfar en una de las disciplinas atléticas más complejas.

Su principal competencia en el 2015 será el Panamericano Juvenil en Canadá. Delgado y Vera, en cambio, tendrán el reto del Mundial de Cali, Colombia, en mayo. Quiñónez, a su vez, se ejercitará para buscar el podio en el Sudamericano de adultos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)