31 de mayo de 2017 18:38

El reservorio de Cumbayá es un buen lugar para correr y plantar un árbol 

María Avelina Roldán en el momento que planta un árbol en el reservorio de Cumbayá. Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

María Avelina Roldán en el momento que planta un árbol en el reservorio de Cumbayá. Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Carlos Augusto Rojas

Algunos integrantes del grupo Correcuador tuvieron la satisfacción de plantar un árbol en la jornada matutina del martes 30 de mayo del 2017.

Ocurrió en el Reservorio de Cumbayá, sitio habitual de entrenamientos de la agrupación que lidera Guido Bustillos, quien años atrás llegó a ubicarse en el segundo lugar de la categoría juvenil de la Quito-Últimas Noticias 15K

En medio de la práctica, poco después de las 08:00, llegó un camión cargado con cientos de pequeños árboles. Ánderson Trujillo, técnico ambiental de la Empresa Eléctrica Quito (EEQ), confirmó que eran 350 plantas de 'cepillos rojos' y que para plantarlas colaborarían estudiantes del colegio Ortega y Gasset.

Mientras se esperaba por los voluntarios de esa institución educativa, Trujillo pidió también ayuda a varios deportistas para 'apadrinar' a un árbol.  

María Avelina Roldán aceptó gustosa la propuesta. Sin prisas retiró un plástico negro que protegía las raíces de un arbusto y cuidadosamente lo colocó en un hueco que previamente había sido cavado en la tierra.  "El significado de sembrar un árbol, en este momento de mi vida, fue de renacer porque estoy en un proceso de renacimiento. Fue dar vida a una planta en un espacio donde me entretengo, donde hago deporte con mis compañeros", dijo la deportista de 28 años. 

María Avelina Roldán junto al pequeño árbol que plantó el 30 de mayo del 2017.  Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

María Avelina Roldán junto al pequeño árbol que plantó el 30 de mayo del 2017. Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

María Avelina se entrena en el reservorio. Su dedicación la ha llevado a conseguir la resistencia para completar las maratones de Nueva York, Madrid y París. "Para correr una maratón (42,195 km) se necesita mucho corazón, sobre todo al final para continuar en la competencia", explicó la corredora.

A la izquierda están los árboles que los atletas del grupo Corre Ecuador tenían previsto plantar. Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

A la izquierda están los árboles que los atletas del grupo Correcuador tenían previsto plantar. Foto: Carlos Rojas / EL COMERCIO

 
La jornada de entrenamientos en el grupo Correcuador empieza a las 05:00. El técnico Bustillos permanece en ese lugar hasta 10:00. Él guía a personas novatas, quienes empiezan con caminatas, y también a corredores experimentados que estarán este domingo 4 de junio en la Quito-Últimas Noticias 15K

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)