30 de agosto de 2014 17:34

Argentina despeja dudas con un contundente debut ante Puerto Rico

Argentina vs. Puerto Rico. Foto: EFE

Argentina vs. Puerto Rico. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA
Sevilla

La selección argentina de baloncesto despejó hoy todas las dudas que arrastraba en su preparación con una contundente victoria 95-78 sobre Puerto Rico en el estreno de ambos conjuntos en el Grupo B del Mundial de España 2014.

Tras el notable debut, Argentina se medirá mañana en el primer turno con Croacia, que hoy se impuso 81-78 a Filipinas en la prórroga, mientras que Puerto Rico deberá buscar la recuperación ante Senegal, que a última hora perdió 87-64 con Grecia. Andrés Nocioni, con 18 puntos y 11 rebotes en 23 minutos, fue el mejor valor del conjunto de Julio Lamas, aunque todo el equipo rindió a un nivel superlativo.

Así, Argentina consumó una actuación que dejó en el olvido el recambio generacional que atraviesa y se pareció al equipo que tantos logros consiguió en la última década.

"Me gustó el rendimiento colectivo. Se ganó jugando muy bien. Hubo concentración en los cuarenta minutos", indicó el entrenador albiceleste, que calificó como muy completa la labor desarrollada hoy. El discurso predominante en el campamento argentino era que el encuentro ante los boricuas era clave para el posterior desarrollo del torneo.

Por eso, Lamas dispuso de su quinteto estelar para el inicio (Pablo Prigioni, Facundo Campazzo, Walter Herrmann, Nocioni, Luis Scola), por más que nunca lo había utilizado desde el arranque durante toda la preparación. El riesgo era grande, ya que de esa manera la banca aparecía debilitada, sin un jugador plenamente confiable que pudiera saltar a la pista a cambiar un eventual mal desarrollo.

Pero la apuesta salió bien, porque Argentina encontró goleo repartido en casi todas las posiciones, con Herrmann y Nocioni como líderes anotadores. Paco Olmos, el entrenador de Puerto Rico, vio como el partido empezaba a escapársele demasiado pronto, con una desventaja de trece puntos (23-10) a poco del cierre para el primer parcial. Por eso, empezó a buscar variantes entre sus suplentes, con Barea como eje de todas las ofensivas y con Renaldo Balkman imponiendo respeto en los dos costados del campo.

La buena luz que había obtenido Argentina empezó a achicarse, pero le permitió resistir con ventaja cuando comenzaron las rotaciones. Y allí encontró un arma inesperada, con la puntería del escolta Selem Safar, autor de 12 puntos en el primer tiempo. De esa forma, la albiceleste pudo llegar al descanso largo con siete unidades de diferencia (45-38).

Si lo de Argentina había sido bueno en la primera parte, en el complemento fue mejor aún, porque le agregó la efectividad lejana que le había faltado. Desde las manos de Safar, Nocioni y Prigioni llegaron cuatro triples que abrieron la brecha por encima de los veinte puntos.

"En ataque nos pasamos bien la pelota y tuvimos buenos porcentajes de tiro. Creo que salió todo redondo", indicó Lamas. "Los quebramos psicológicamente y estuvieron muchos minutos sin anotar", sentenció el ex estratega de Real Madrid.

A esa altura, el Pabellón San Pablo parecía un estadio de fútbol argentino gracias a los más de 3 000 hinchas albicelestes que no paraban de cantar y celebrar.

"Oh, Argentina vamos, ponga 'huevos', que ganamos" y "Argentina, es un sentimiento, no puedo parar", eran los hits que más sonaban. Apenas interrumpidos por el "olé, olé, Chapu, Chapu", en honor a Nocioni, el jugador más querido por su afición. Puerto Rico lucía frustrado, con José Juan Barea más preocupado en pelearse con Campazzo que en hacer jugar a su equipo. Por eso, el último cuarto estuvo demás, con un ganador cantado desde mucho tiempo antes.

"Empezamos el encuentro muy mal y lo continuamos peor", dijo el jugador de Minnesota Timberwolves, que criticó la manera con la que Puerto Rico afrontó el juego. "Hoy se hizo una elección que no salió en el planteo y hay que ver mañana", indicó el base, que fue el mejor de su equipo con 24 puntos y cuatro asistencias, a pesar de saltar desde la banca.

A primera hora, Filipinas estuvo a punto de dar la primera gran sorpresa del Mundial de España 2014, pero finalmente cayó 81-78 en la prórroga ante Croacia. El conjunto europeo, rival mañana de Argentina, tuvo un opaco debut y estuvo al borde de la derrota en un encuentro que terminó igualado 71-71 en el tiempo regular.

La sorpresa rondó el Pabellón San Pablo cuando los asiáticos tuvieron el tiro para ganar en la manos de Jeff Chan. Sin embargo, el lanzamiento pegó en el aro y allí murieron las esperanzas filipinas.

En el tiempo extra, la efectividad de Bojan Bogdanovic en los lanzamientos libres marcó la diferencia para que los balcánicos se quedaran con la sufrida victoria. Y en el cierre de la jornada, Grecia no tuvo inconvenientes para imponerse 87-64 a Senegal, en un duelo que nunca tuvo equivalencias.

El primer tiempo se cerró con un definitivo 45-17, que dejó la segunda parte en una simple anécdota. Kostas Kaimakoglou, con 20 puntos y ocho rebores, resultó el valor más destacado de los helénicos, mientras que Gorgui Dieng, con 21 tantos y 14 rebotes, fue el mejor de los africanos.

La jornada de mañana comenzará a las 11.30 GMT con el duelo Argentina-Croacia, luego continuará con Senegal-Puerto Rico y se completará con Filipinas-Grecia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)