25 de noviembre de 2017 18:27

Ferrera y El Fandi salieron en hombros

Antonio Ferrera y David Fandila, El Fandi, salieron a hombros de la plaza Belmonte. Foto: David Paredes/PARA EL COMERCIO

Antonio Ferrera y David Fandila, El Fandi, salieron en hombros de la Plaza Belmonte. Foto: Diego Paredes/PARA EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 15
Gonzalo Ruiz

Una tarde de torería con dos diestros a hombros – Ferrera y Fandi – y un tercero que se dejó la puerta grande por la espada pero que marcó la impronta de su temple, Sebastián Castella. El toro Cortez, de Huagrahuasi, número 68 de 520 kilos, lidiado en quinto lugar, fue indultado por El Fandi.

Con lleno en los tendidos y una tarde nubosa se lidiaron tres toros de Triana, dos de Huagrahuasi y uno de Ortuño, de buena presentación y juego.

Antonio Ferrera, nuevo en esta plaza, se llevó un triunfo significativo que da cuenta del gran momento que atraviesa. Al primero lo recibió por verónicas y tras el buen puyazo de Granizo, dio un quite de similar factura bien rematado con media y revolera.

Ferrera invitó a compartir el segundo tercio a El Fandi y ambos fueron aplaudidos. El inicio de la faena de muleta fue por alto, engarzado con derechazos de técnica. La sería estructura del trasteo supuso cinco tandas de toreros derechazos y un ensayo de mérito por el complicado pitón izquierdo sorteando las embestida de la res y el viento. Estocada entera y trasera y el público que miró con atención la faena estalló en una carga de pañuelos para solicitar y conseguir las dos orejas.

El torero de Ibiza pechó con un vibrante y picante toro de Ortuño y construyó una faena importante. Tras las buenas verónicas de recibo el toro embistió bien a la cabalgadura de Braulio Almeida que dejó un buen puyazo. Muy lucido el quite por chicuelinas y lenta la media de remate. Invitó a banderillear al Patatas, quien fue aplaudido junto con su matador en un emocionante tercio. Tras los excelentes doblones Ferrera hizo una gran faena de cabeza y conocimiento por el pitón derecho y una superior tanda con la mano izquierda donde afloró el arte y la clase. Los muletazos por alto y un abaniqueo a la antigua fueron el colofón de una actuación que hubiese merecido otras dos orejas pero un pinchazo y una estocada baja dejaron todo en una oreja aclamada.

La poca fortuna de David Fandila, ‘El Fandi’, en su primero que tenía condición pero una lamentable deficiencia física en los cuartos traseros fue compensada por la calidad del quinto, que el granadino recibió de rodillas con una larga cambiada y verónicas jaleadas con doble remate de media y revolera. Un galleo por chicuelinas precedió a un medido puyazo de Tapia y en el tercio de los valientes El Fandi se explayó hasta en cuatro pares de banderillas, el último, al violín en medio del entusiasmo colectivo.

Con rodillas en tierra y en las tablas David Fandila aguantó con valor y ligó los pases por alto con derechazos de temple, también con ambas rodillas en tierra. Sabiendo apreciar la templada y despaciosa embestida de la res, Fandi dibujó su mejor faena de todas las que ha realizado en Ecuador. El temple y sentimiento fue la huella de los largos muletazos con la mano derecha y al natural, circulares y pases de pecho. Petición mayoritaria de indulto concedido por la autoridad y dos orejas y rabo simbólicos que el torero paseó en medio de la algarabía.

El lote de Sebastián Castella fue de noble embestida el torero supo aprovechar a su primero por verónicas y chicuelinas. Dueño de un temple superior dio los tiempos que el toro requería en especial por derechazos de clase y cortó una oreja luego de una estocada caída que derribó sin puntilla.

A su segundo el diestro francés lo toreó con su primordial suavidad y lo que era una faena para otra oreja terminó con varios pinchazos. El público le tributó una ovación de despedida antes que sus compañeros abandonaran la plaza a hombros.
Los tres estarán esta semana en la Plaza Belmonte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (5)