10 de agosto de 2014 09:46

El regreso del rebelde: Kasparov quiere ser presidente de la FIDE

Gari Kasparov, el ex campeón de ajedrez, ha sido un duro crítico del Krenmlin. Foto: AFP

Gari Kasparov, el ex campeón de ajedrez, ha sido un duro crítico del Krenmlin. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
DPA
Tromso (Noruega)

El Gran Maestro Gari Kasparov buscará desde mañana ganar una de las partidas más difíciles a las que se enfrentó en su carrera: derrocar a Kirsan Ilyumzhinov y convertirse en el nuevo presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).

"Espero llegar al número mágico de 89 votos que necesito para ganar la elección", dijo Kasparov recientemente en una entrevista con la agencia dpa. De 1988 a 1993, fue oficialmente campeón mundial de la FIDE. Se marchó en disputa, en 2005 puso fin a su carrera y se lanzó a la calle en contra de Vladimir Putin, a quien acusa de controlar la federación internacional a través de Ilyumzhinov.

"De igual manera que la Rusia de Putin se queda cada vez más aislada, lo mismo está ocurriendo con la FIDE y con el mundo del ajedrez", denunció Kasparov en un artículo publicado en el diario "El Mundo".

Cuando dejó de dar jaques, Kasparov inició en Rusia una carrera política en la oposición, pero su intento de derrocar a Putin fracasó de modo lastimoso. Ahora, el ex campeón vuelve a la escena en la ciudad noruega de Tromso, donde se disputa estos días la Olimpiada de ajedrez. Kasparov, de 51 años, desafía al controvertido Ilyumzhinov, quien desde 1995 dirige la FIDE a su gusto.

El ex campeón mundial está en conflicto con la federación internacional desde hace años. La disputa se remonta a 1993, cuando Kasparov se separó de la FIDE para comercializar su título por sí mismo. Hace cuatro años, el Gran Maestro respaldó a su compatriota y predecesor en el trono Anatoli Karpov, el último que desafío el reinado de Ilyumzhinov.

El intento fracasó porque el político de la república Kalmukia hacía ya tiempo que se había asegurado la mayoría de los votos. Ahora Kasparov libra su propia lucha electoral, financianda por un multimillonario de Estados Unidos.

El antiguo rebelde del ajedrez vive desde hace un año en Nueva York, pues en Rusia el adversario de Putin ya no se sentía seguro. Desde el pasado mes de marzo, Kasparov, que nació en Bakú (Azerbaiyán), viaja por el mundo con un pasaporte croata. Croacia nombró a Kasparov como su candidato para las elecciones, mientras que Ilyumzhinov va por Rusia.

Ambos rivales lucharon de forma ardua por cada voto, con mutuas acusaciones de corrupción. Kasparov prometió cambiar el destino del ajedrez en caso de ser elegido presidente.

"Cambiaremos prácticamente todo. Empezando por la estructura de la organización, que es muy rígida y vertical", dijo a dpa en una entrevista en la que se quejó de las prácticas de Ilyumzhinov.

"Es un escándalo que la FIDE no tenga patrocinadores", aseguró el considerado por muchos el mejor ajedrecista de todos los tiempos. En el Congreso de la FIDE en Tromso votarán más de 170 Federaciones nacionales. Asimismo se elegirán los presidentes continentales.

En la Unión Europea de Ajedrez (ECU), el búlgaro Silvio Danailov desea seguir en el cargo otros cuatro años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)