26 de febrero de 2017 00:00

Adrián Bone ofrece garantías en Independiente

Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Deportes

Independiente del Valle empezó a buscar un nuevo arquero a finales del año pasado, cuando detectó que la salida del histórico Daniel Azcona era inminente.

La selección del golero se centró en una sola opción: Adrián Bone, el esmeraldeño de 28 años, que entonces atajaba en El Nacional.
 A favor del portero estaban sus números: en el campeonato ecuatoriano del año pasado fue el segundo jugador con más minutos en cancha.

El ‘Gatito’, como le dicen de cariño al esmeraldeño, acumuló 3 947 minutos en los 44 encuentros del cuadro militar en el torneo local. Solo fue superado por Hernán Galíndez, de Universidad Católica, quien sumó 
3 960 minutos de presencia en los campos de juego.


El entrenador Alexis Mendoza también fue determinante en el fichaje del futbolista. El entrenador le puso en la lista de jugadores que pidió para reforzar su plantilla para la temporada 2017.
El técnico colombiano ya conocía al golero desde la época en que era asistente técnico de la Selección ecuatoriana, con el estratega Reinaldo Rueda.

Entonces, el esmeraldeño era uno de los habituales convo­cados a la Tricolor como tercer guardameta.
“Bone es un arquero que tiene experiencia a pesar de su juventud. Ya tiene llamados a la Selección y un recorrido en el fútbol ecuatoriano”, expresó el entrenador cuando ya contó con el jugador al inicio de la pretemporada del equipo del Valle, en enero.


Bone llegó al conjunto negriazul y admite que se sorprendió por la buena acogida de los empleados del club y de sus compañeros. Llegó con la misión de estar a la altura de su predecesor, Azcona, quien estuvo seis temporadas en el club y fue clave en la campaña del plantel para llegar a la final de la Copa Libertadores de la temporada pasada.


Se ganó el puesto de número uno ante Alexi Lemos y Edisson Recalde, uno de los goleros promovidos de las canteras del plantel. Entre ellos, quienes son entrenados por el preparador Johvani Ibarra, se nota camaradería en las prácticas. Durante los ensayos acogen las órdenes de Ibarra, pero luego hacen bromas en la cancha principal del Complejo de Chillo Jijón, en Sangolquí.


Bone fue confirmado como titular para los partidos de la Libertadores con Independiente y recibió descanso en dos cotejos del campeonato. Sin embargo, en el torneo internacional, se quedó con un sabor agridulce. En el duelo de revancha ante el Olimpia de Paraguay recibió tres goles y el Independiente fue eliminado del certamen.

El arquero fue señalado por no salir a tiempo para evitar los centros de los paraguayos.
 Ahora, Bone está enfocado en el torneo nacional. Hoy, tendrá una prueba fuerte ante Emelec, en el partido que se inicia a las 17:00, en el estadio de la Liga cantonal de Rumiñahui.

El equipo azul llega con Ayrton Preciado y Bruno Vides en gran forma al cotejo. Los azules suman cuatro goles anotados en tres partidos.
“Debemos estar concentrados y cerrarles el juego por los costados”, expresó el arquero rayado sobre su adversario, en una de las prácticas en el complejo de Chillo Jijón.

Añadió que espera que su equipo mejore en el juego colectivo. “En cada detalle estamos trabajando en ser más compactos y nos esforzamos en mejorar significativamente la comunicación. Ese es nuestro principal objetivo”.
 También quiere mejorar su desempeño personal. Asegura que lucha todos los días por ser titular. “Nadie tiene comprado el puesto”, expresó el futbolista.

Adrián Bone

Nació el 8 de septiembre de 1998, en Esmeraldas. Juega de guardameta.

Se inició en las divisiones juveniles del Aucas. ­También pasó por Espoli y Liga de Cuenca.

Estuvo en Deportivo Quito y, posteriormente, se vinculó a El Nacional. También fue convocado a la Selección nacional. Este año se unió a la disci­plina del Independiente. Quiere volver a la Tri.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)