24 de julio del 2015 00:00

La odisea de bajar del bus

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 10
Rosario de las Mercedes Leguísamo Cáceres

Me pregunto si los señores que ordenaron que la salida de los usuarios de los buses sea por la puerta de atrás han subido a un bus. De hacerlo, cambiarían de opinión. Me explico: al subir al bus se oye insistentemente “la salida es por atrás”. Si la persona está delante o en la mitad del bus hasta llegar a la puerta de atrás tiene que caminar por el corredor estrecho a codazo limpio con el peligro de que sean robadas sus pertenencias. Cuando se llega a la puerta, toda agitada y descompuesta y está a punto de bajarse, el chofer arranca el vehículo y la persona se queda atrapada en la puerta que se cierra bruscamente causando golpes. O en el momento que un pie está en la acera y el otro en la grada también arranca y comienza a arrastrar al usuario, sino fuera por los gritos desesperados de los pasajeros de “pare”, la víctima estaría gravemente herida. Son dos experiencias negativas que me han pasado y a otras personas también. No son inventos.

Será posible que las autoridades ordenen que las personas de la tercera edad o con alguna limitación física, madres con niños en brazos se puedan bajar por delante para que el señor chofer arranque con la seguridad de que no va a causar ningún daño. El controlador dice que son órdenes superiores y que la salida es por atrás y punto, a nosotros nos multan. Son órdenes rígidas que deben ser cumplidas aunque las personas que toman este transporte sean lesionadas. ¿Se puede cambiar?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)