7 de octubre de 2014 19:54

Electricidad y energía renovable

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 35
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 0
Esteban Albornoz

En referencia al artículo “De cocinas y ollas”, suscrito por Abelardo Pachano, publicado en su medio de comunicación el pasado 26 de septiembre, me permito realizar las siguientes aclaraciones:

La manera en que es abordado en el artículo mencionado el Programa de Cocción Eficiente, propuesto por el Gobierno Nacional, genera suspicacias de todo tipo con el propósito de sembrar dudas en la ciudadanía sobre su verdadero costo y ventajas. La ejecución del Programa no se realiza bajo “amenazas”, como manifiesta el señor Pachano de forma maliciosa. Al contrario, se trata de una iniciativa revolucionaria e impostergable para la economía nacional, que el Gobierno Nacional está implementado y que era impensable bajo los regímenes neoliberales.

La puesta en marcha de este programa contempla una serie de beneficios, entre los que se destaca el menor impacto económico para las clases más necesitadas del Ecuador. Asimismo, se trata de un sistema de cocción cuyo fin es combatir la verdadera amenaza para la vida que implica seguir utilizando los cilindros de gas. Además es un recurso no renovable, importado y contaminante. Todos estos aspectos, dejan sin validez las aseveraciones del autor.

El señor Pachano (...) señala que “su valor sería de por lo menos 600 dólares”. ¡Totalmente falso! El costo de las cocinas del Programa de Cocción Eficiente, oscila entre los 156 y 680 dólares según el modelo y la marca que el usuario escoja. Los juegos de ollas cuestas entre 24 y 70 dólares. Es decir, que el paquete más económico costaría 180 dólares, que pueden ser financiados a 12, 24 o 36 meses a través de la planilla eléctrica. Es tan olímpica la mentira del articulista, así como su desconocimiento del tema, que es necesario aclararle que las nuevas tomas eléctricas y los medidores de energía que se están instalando, no son trifásicos, como equivocadamente informa, sino que se trata de tomas de 220 voltios de tipo bifásico.

(...) El señor Pachano pone en duda la “demanda sólida” de las nuevas cocinas. Por si no lo sabe, la demanda de estos electrodomésticos es alta y existen más de
40 000 hogares registrados hasta el día de hoy. Los fabricantes están produciendo cocinas de inducción que ya se encuentran en las cadenas de venta de línea blanca.

Para contrarrestar las dudas generadas por el articulista, cabe aclarar que esta iniciativa del Gobierno Nacional está destinada a reemplazar el uso de una fuente de energía no renovable, contaminante, peligrosa e importada por energía renovable, limpia, eficiente, económica y producida a partir de los recursos renovables existentes en el país. Para lograrlo, se otorgará un subsidio mensual de hasta 100 kwh totalmente gratis, para cocción por inducción y calentamiento de agua con electricidad, hasta el 2018. Esto sumado a las importantes facilidades de financiamiento que brinda el Estado a los hogares, compensará adecuadamente los costos de adquisición de los kit de inducción, y constituye una excelente inversión para eliminar todos los riesgos e incomodidades que representa cocinar con el cilindro de gas. Esteban Albornoz Vintimilla, Ministro de Electricidad y Energía Renovable

Nota de la Dirección:La carta fue editada en función del espacio, y se han omitido términos descomedidos con el articulista que este Diario rechaza, en coherencia con su política de Cartas a la Dirección. Las opiniones del articulista y del Ministro son libres.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)