10 de May de 2015 18:49

¿Por qué se crearon tantas empresas públicas?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 137
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Iván Escobar Cisneros

El Gobierno, en su deseo de controlar todo, ha creado nada menos que 27 empresas públicas. Todas están encargadas de las tareas más diversas, olvidando que el Ecuador tiene la más cara experiencia en este campo, porque lastimosamente ellas han sido manejadas siempre de forma política, por lo cual sus decisiones se han supeditado a los intereses del gobernante de turno y no del país.

Un detalle de estas empresa publicó la revista Vistazo, el pasado 23 de abril. En ese material aparecen la Ciudad del Conocimiento denominada Yachay convertida en empresa, no para su desarrollo, si no exclusivamente para la supervisión de este.

Es igual lo que se ha hecho en el proyecto Coca-Codo Sinclair, no para su construcción, sino también solo para gestionar los trabajos de dicha central hidroeléctrica. Me pregunto: ¿ habrá sido necesario crearlas como empresas?

En este mismo orden de cosas, nace la Empresa del Agua para el control de inundaciones, cuando ya existe la denominada Secretaría Nacional del Agua, que tiene el rango de Ministerio.
Otros casos antiguos son: la aerolínea Tame y el diario El Telégrafo, que trabajarían a pérdida. O también la Empresa Administradora de la Zona donde funcionaría la Refinería del Pacífico, pero que cuenta ya con 159 empleados.

Otro caso es la Empresa de Almacenamiento para la Comercialización Agrícola o la Empresa Importadora de Bienes para el sector público, las cuales tienen la misma orientación que tuvieron ENAC y suministros del Estado, que fueron un rotundo fracaso en el Gobierno militar.

Un diferente análisis merecen Petroamazonas, Petroecuador y CNT, porque pese a que están ‘inundadas’ de empleados, pues en el mismo orden cuentan cada una con 6 605, 5 121 y 7 829 servidores, no constituyen una carga para el Estado, porque no necesitan de subsidios e incluso tienen superávit.

Los defensores de las empresas que no pueden autofinanciarse sostienen la tesis de que siendo de servicio público, son de servicio social, por lo que es necesario el apoyo del Estado. No importa que este se encuentre en crisis financiera.
¿Tiene esto lógica? ¿Es moral? ¿Es racional?  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)