Desde su disco 'Ziggy Stardust', David Bowie jugó con los roles de género y su propia masculinidad a modo de performance artístico. Foto: Facebook/ David Bowie.

Desde su disco 'Ziggy Stardust', David Bowie jugó con los roles de género y su propia masculinidad a modo de performance artístico. Foto: Facebook/ David Bowie.

#orgánica

David Bowie: El transgresor de las barreras de género

Valentín Díaz
Redactor (I)

A muchos les cogió como un baldazo de agua fría la noticia del fallecimiento del mítico David Bowie, este domingo 10 de enero de 2016. Esto se debió, quizás,  a que no se había hablado públicamente sobre su batalla contra el cáncer.  ¿Cómo imaginarse la muerte de un artista que tres días antes había publicado un nuevo disco? Con este álbum, llamado Blackstar, que contiene tintes de acid jazz y música contemporánea, Bowie demostró que sigue tan vigente como desde sus primeros días.

Video: YouTube, cuenta: DavidBowieVevo.

El músico no solo cruzó barreras en el mundo del Rock n' Roll, sino que además dio una nueva visión con respecto a los roles de género. Para su álbum 'Ziggy Stardust' en 1972, creó un alter ego a modo de performance, en el cual interpreta a Ziggy, un extraterrestre bisexual que se convierte en una estrella de rock. Con esta interpretación, Bowie transgredió una serie de barreras con respecto a su masculinidad.

Video: YouTube, cuenta: David Bowie.

Para Hugo Burgos, docente en la Universidad San Francisco de Quito, David Bowie no fue el pionero en llevar a cabo este tipo de performance, pero sí fue uno de los primeros en hacerlo masivo. “En el giro de los 60's hacia los 70's, el mundo del rock ya está en una nueva movida que apunta hacia el 'glam rock'”, asegura. David Bowie aprovechó esta nueva ola y vio una oportunidad que no había sido explotada a su máximo exponente: jugar con la sexualidad y adoptar un rol indefinido.

Con Ziggy Stardust, “la androginia, aunque siempre ha existido en el arte, surgió de una manera mucho más pública”, agrega Burgos. Esto generó un gran shock en una época en que la sociedad occidental no estaba acostumbrada a una interpretación masiva de este tipo. Sin embargo, “de cierta manera se vuelve aceptable por el hecho de estar ligado al mundo del espectáculo”, afirma el profesor universitario.

David Bowie no solo desafía los cánones establecidos por la sociedad con Ziggy Stardust, sino que además desata una rebeldía dentro del mundo del Rock n' Roll, “un género masculinizado desde sus orígenes”, según Burgos.

Pensemos en personajes icónicos del rock como Mick Jagger (The Rolling Stones) Iggy Pop o Axl Rose (Guns N' Roses). Ellos suelen explotar al máximo su masculinidad en el escenario, pero Bowie no. Él decidió apartarse de la figura de un rockero macho y aproximarse mucho más a un lado femenino

Video: YouTube, cuenta: David Bowie.

Con el pasar de los años, otros artistas se han unido a la figura andrógina para crear una línea performática. Ejemplos contemporáneos son los artistas Marilyn Manson y Lady Gaga.

Este lunes 11 de enero, Manson, uno de los íconos del metal industrial, aseguró en la revista Rolling Stone  que David Bowie cambió su vida “para siempre”. “Cada canción suya fue para mí una manera de comunicarme con otras personas. Era un sedante, una carta de amor que yo nunca hubiera podido escribir”, aseguró.

Video: YouTube, cuenta: MarilynMansonVEVO

En su vida privada, David Bowie nunca logró definir su orientación sexual. En algunas ocasiones se asumió como homosexual y en otras, como bisexual. Sin embargo, no logró entrar dentro de una clasificación específica. Para Hugo Burgos, el factor sexual no está tan ligado a la puesta en escena de Bowie. “David Bowie era uno de los número uno en saber que el shock vende. Él en esta ambivalencia, esta capacidad de jugar con la posición de género, encontró una llave para activar o desactivar intereses”, afirma.

Por otro lado, el investigador estadounidense Philip Auslander asegura en su libro 'Performing Glam Rock' que “David Bowie buscaba explícitamente interpretar el rock como teatro”. Afirma que el artista estaba interesado en una relación actoral con su público, pues veía al escenario como algo mucho mayor a una simple interpretación musical.

El legado de David Bowie es intangible, tanto en el aspecto musical como en la transgresión de barreras sociales. Pero de algo sí estamos seguros: fue y seguirá siendo uno de los mayores exponentes dentro del mundo del rock.