8 de noviembre de 2014 19:17

Vuelos chárter ganan espacio en Latacunga

La compañía Saereo realiza vuelos no regulares desde Cotopaxi. Foto: Pedro Maldonado/ EL COMERCIO.

Aerolíneas como LAC y 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 23
Contento 2
Pedro Maldonado. Coordinador

Un avión Bombardier de Líneas Aéreas Cuencanas (LAC) con capacidad para 70 pasajeros deja la zona de parqueo y se dirige a la cabecera norte del aeropuerto de Latacunga para tomar pista y elevarse con destino a Lago Agrio. Es un vuelo chárter o no regular como todos los que realiza la aerolínea en la actualidad.

Es el mediodía del martes 4 de noviembre y a unos 200 metros del avión de LAC se observa un Boeing 747-800 de CargoLux que recibe un cargamento de flores de exportación, las cuales llegarán a Ámsterdam para luego repartirse por Europa.

Al mismo tiempo, junto a la terminal de pasajeros del aeropuerto permanecen estacionados dos Boeing de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), un Beechcraft de Saereo para 16 personas y un jet privado.

Este es el movimiento que se registra un día entre semana en el aeropuerto de Latacunga. Esta terminal aérea, reinaugurada en el 2011 con una inversión de USD 32,8 millones según datos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, se caracteriza actualmente por cuatro tipos de operaciones. La mayoría de ellas corresponde e vuelos logísticos o administrativos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. También hay vuelos de carga, chárter y vuelos de la aerolínea estatal Tame.

Hasta el año pasado, las aerolíneas cargueras CargoLux y Centurion se elevaban de la pista de 3,6 kilómetros con cargamentos de flores y brócoli principalmente. Hoy solo opera la primera.

La FAE también centró sus operaciones en la terminal de la capital de Cotopaxi y desde el 2012 Tame tiene frecuencias entre Latacunga, Guayaquil y Coca, con un avión ATR con capacidad para cerca de 50 pasajeros.

Luego se sumaron los vuelos chárter que van ganando espacio en la operación. Sandro Ruiz, gerente de LAC, explica que usa la terminal desde noviembre del 2013. Entre junio y agosto de este año, la aerolínea trabajó con la agencia de turismo Maxitravel en paquetes turísticos a isla Margarita, en Venezuela.

“Volábamos los miércoles y sábado con una ocupación del 100% del avión. Llevábamos y traíamos turistas ecuatorianos del centro del país y de otras ciudades”.

LAC se fijó en el aeropuerto de Latacunga por los menores costos operacionales. Su gerente sostiene que es hasta un 70% más económico que los aeropuertos de Quito o Guayaquil. “Eso nos beneficia al ser una aerolínea pequeña”.

Marco Subía, expresidente de la Asociación de Representantes de las Líneas Aéreas en el Ecuador (Arlae), añade otro dato: en derechos de aterrizaje el aeropuerto de Latacunga es 60% más económico que el de Tababela, en Quito.

Entre los clientes de los vuelos chárter de LAC se cuentan empresas petroleras, clubes de fútbol, artistas, compañías privadas y agencias de viajes.

Galo Paladínez, gerente de la agencia Solcaribe, recuerda que trabajó con LAC en la reciente temporada de vacaciones, con chárteres a Venezuela. “Nos movían los costos de operación más bajos que los de Tababela”.

Según Paladínez, el mercado de Latacunga no respondió de la manera que se necesitaba para mantener una operación permanente. Sin embargo, Fidel Murgueytio, titular de Maxitravel, planea retomar los chárteres desde Latacunga el próximo año. Se analizan destinos en Venezuela y Perú.

La aerolínea privada Saereo también opera con la modalidad de vuelos no regulares. La compañía utiliza un avión Beechcraft para volar a la Amazonía o a la Costa, según explica su representante Jorge Cabezas. “Volamos según disponga el cliente. Es un aeropuerto con buenas condiciones”.

El futuro y la ciudad

El impacto de las operaciones del aeropuerto aún es mínimo en Latacunga. El gobernador de Cotopaxi, Fernando Suárez, sostiene que el aeropuerto por sí solo no impulsa actividades turísticas o recreacionales.

“Falta crear productos turíticos aprovechando destinos como el volcán o las cascadas. Eso le corresponde a la empresa privada”. Para Suárez es necesaria una mayor promoción del aeropuerto.

Marco Subía, expresidente de Arlae, considera que el aeropuerto está aún en desarrollo. “Viene creciendo lentamente y conforme aumenten las exportaciones cargueras, el turismo y nuevas aerolíneas se interesen, Latacunga será una alternativa viable”.

Este experto en temas de aviación explica que las aerolíneas se fijan en las facilidades de un aeropuerto, así como en la seguridad y la rentabilidad. “Para ser rentable el aeropuerto de Latacunga necesita un tráfico mayor de pasajeros”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)