28 de diciembre del 2016 00:00

El SRI también investigó los negocios de Pareja Cordero

En la imagen aparece Ernesto W., al ser detenido. Foto: Fiscalía

En la imagen aparece Ernesto W., al ser detenido. Foto: Fiscalía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 33
Gabriela Quiroz
y Geovanny Tipanluisa
(I)

La actividad económica y las declaraciones de impuestos de Carlos Pareja Cordero ya estaban siendo analizadas por el Servicio de Rentas Internas (SRI). Él y su hijo, Carlos Pareja Dassum, están libres en Lima (Perú), pero sobre ellos pesa una orden de detención por supuesto lavado de activos.

La mañana del pasado 20 de diciembre, Pareja Cordero compareció ante el personal de Auditoría Tributaria del SRI. Ahí señaló que ejerce su profesión de abogado corporativo y societario y cuenta con una oficina en Paresoci, compañía más conocida como el estudio jurídico Pareja & Asociados, con sede en Guayaquil.

El jurista aclaró que no cancela “ningún tipo de arriendo ni alícuota” por dicha oficina, la cual fue allanada como parte del operativo Navidad el pasado fin de semana.

Según los registros de la Superintendencia de Compañías, hasta inicios de este año constaba como socio de Paresoci. El 2 de febrero se registró una cesión de participaciones a favor de su hijo (USD 18 525) y hermano (USD 314).

Este último es el empresario Fernando Pareja Cordero y a quien también allanaron su casa en Samborondón.

Durante la comparecencia, aseguró que no tenía acciones ni participaciones en compañías dentro y fuera del país. Pero al ser consultado sobre Oneclick SA, proveedora de servicios tecnológicos, dijo: “Sí ahora que recuerdo fui accionista del 76% en el 2015 y no recibí dividendos. Posteriormente, el 20 de enero 2016, transferí las acciones a Oneclick LLC, empresa internacional al propietario Gabriel E., sin recibir ningún tipo de beneficio económico”. Efectivamente transfirió USD 7 600 de acciones, valor con el que aportó para la constitución de la firma en septiembre del 2015.

El ministro del Interior, Diego Fuentes, indicó que los sospechosos pertenecerían a una estructura familiar y societaria y se presumen transacciones por decenas de millones de dólares en EE.UU. y otros países vinculados a contratistas y funcionarios. También afirmó que Pareja Cordero es primo de Carlos Pareja Yannuzzelli, exfuncionario de Petroecuador y prófugo de la justicia.

Sin embargo, en la audiencia en el SRI reconoció que sí conocía a Pareja Yannuzzelli, pero añadió: “Tengo un grado familiar lejano que ni siquiera puedo precisar”.

En este momento, Fuentes se encuentra en Perú, al igual que el Secretario de Inteligencia y el embajador ecuatoriano, quienes tramitan su expulsión de Lima. Esto lo confirmó ayer, 27 de diciembre del 2016, el presidente Correa, quien aseguró que se revocó la visa a EE.UU. y el pasaporte de Pareja Cordero. “He hablado con el Presidente peruano para que nos dé todo el apoyo (...). Sacamos orden de prisión y alerta roja de la Interpol ”.

La Fiscalía de Ecuador espera que esto se concrete y que Pareja Cordero sea sometido a una audiencia de formulación de cargos en Guayaquil. Pero la defensa del sospechoso indicó que su cliente se mantendrá en Lima y que está libre.

De por medio hay un recurso legal planteado en los juzgados de esa ciudad para evitar que él y su hijo sean arrestados, aunque la Fiscalía sostuvo que no hay ningún recurso de hábeas corpus planteado. La fiscal Diana Salazar mencionó un reporte con “movimientos inusuales e injustificados que habrían realizado por personas naturales y jurídicas”.

Aunque en un comunicado difundido ayer, Jorge Zavala Egas, abogado de Pareja Cordero, cuestionó estas observaciones e indicó que años atrás su cliente realizó un encargo fiduciario por instrucciones de Ester Avilés Nugué, para perfeccionar una compraventa de un inmueble a favor de sus sobrinos y fue absolutamente legal. Avilés es familiar de la esposa de Pareja Yannuzzelli.

Este es el tercer expediente que la Fiscalía abrió por presunto lavado, que es penado con cárcel de 10 a 13 años (art. 317 del COIP).

Las indagaciones se extendieron a tres empresas y seis personas más. Uno de ellos ya fue procesado y está con arresto domiciliario. Se trata de Ernesto W., de 71 años, por orden judicial no podrá movilizar su dinero de cuentas bancarias.

Además se ordenó la enajenación de bienes que están a nombre del procesado.

En contexto


Hasta el momento, la Fiscalía tiene 19 casos abiertos por presuntos actos ilícitos cometidos en la empresa estatal Petroecuador. De estos, seis están en instrucción fiscal y 13 en la etapa de investigación previa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (1)