13 de julio de 2018 00:09

Seguros de desgravamen volverían a pagar el IVA

Atención a clientes del Biess en el área de hipotecarios, para quienes es obligatorio contratar seguro de desgravamen. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Atención a clientes del Biess en el área de hipotecarios, para quienes es obligatorio contratar seguro de desgravamen. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Patricia Carolina González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los seguros de desgravamen podrán ser gravados con el impuesto al valor agregado (IVA) si así lo determina la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera.

La propuesta es parte de la Ley de Fomento Productivo, aprobada el pasado 21 de junio en la Asamblea y que espera el veto del Presidente.

Una de las reformas a la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno, estipulada en el artículo 35 del proyecto normativo, señala que será la Junta quien definirá los segmentos y condiciones en los que el seguro no pagará IVA.

Los seguros de desgravamen cubren el saldo de deuda que el titular de un crédito mantiene con una entidad bancaria en el momento de su fallecimiento, librando de esta obligación a los herederos del asegurado.

Las decisiones de la Junta de Política Monetaria impactarían en seguros de créditos que se adquieran a futuro, no en los que se pagan actualmente, aclaró Dayan Argüello, gerente General de Seguros Sucre.

Según la norma ecuatoriana, el seguro de desgravamen es obligatorio únicamente para los créditos de vivienda que otorguen todas las instituciones del sistema financiero y para los préstamos quirografarios que entrega el Biess. Pero la Superintendencia de Compañías recomienda su contratación en otros tipos de préstamos como consumo, microcréditos, educativos, etc.

Las compañías de seguros establecen los valores a pagar, que corresponden a un porcentaje del crédito, de acuerdo con el riesgo de fallecimiento de la persona, vinculado a su edad y a la actividad que desempeña.

En promedio, la tasa puede estar entre el 2,5 y el 3% del crédito. Los bancos cobran el seguro al cliente dentro de las cuotas mensuales del crédito.

Los seguros de personas, incluidos los de vida en grupo -ramo en el que están los seguros de desgravamen– tienen tarifa 0% de IVA desde el 2007.

En el país, más de 25 compañías ofrecen seguros de desgravamen. El año pasado la facturación de las firmas con pólizas de seguros de vida fue de USD 342 millones, según la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros.

La Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (Fedeseg) instó al Presidente de la República, Lenín Moreno, a corregir en el veto la disposición de la Ley de Fomento.

El gremio considera que se trata de un “error de forma”, ya que el nuevo equipo del Ministerio de Finanzas era partidario de no grabar con IVA a ningún seguro contratado por las personas.

“Ese error de forma crea un nivel de incertidumbre hacia el futuro de lo que puede significar un incremento en el costo de estos seguros; esto quiere decir que a las personas les costaría más el financiamiento para una casa, carro, educación(....)”, explicó Patricio Salas, presidente de la Fedeseg.

El directivo subrayó que el principal afectado es el usuario, puesto que el costo adicional lo paga directamente el beneficiario del crédito.

En esta apreciación coincidió el Gerente de Sucre. Ambos fueron enfáticos en señalar que las aseguradoras son solo agentes de retención.

No obstante, las empresas que venden estos bienes pueden tener una baja en su facturación, advirtió el presidente de la Fedeseg. Por ejemplo, la construcción, en el caso de los créditos hipotecarios. “El efecto es multiplicador”.

Desde el sector de la construcción lamentan que con este tipo de medidas se pueda incrementar aún más el costo de las viviendas en el Ecuador.

“El crédito de vivienda en el país no es barato, salvo lo subsidiado por el Gobierno. Cada dólar adicional en el costo es un inhibidor en el acceso a viviendas”, advirtió Jaime Rumbea, vocero de la Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (Apive).

Para el directivo, el impacto será mayor en los préstamos para viviendas de interés social (hasta USD 40 000), puesto que un alza en el costo tiene un peso mayor en personas de bajos ingresos, que son quienes acceden a estos créditos.

“El Gobierno quiere que se produzcan más viviendas de interés social, pero por otro lado se suben los costos. Esto hace desconfiar al inversionista”.

Alejandro Pazmiño, gerente de la constructora Romero & Pazmiño, no avizora que la medida pueda tener un impacto significativo en la demanda de inmuebles, pues el costo del seguro no es tan representativo.

Sin embargo, reconoció que siempre es perjudicial un incremento en los costos, que de alguna manera pueden dificultar la velocidad con la que se mueve el mercado.

Romero & Pazmiño cuenta hoy día con siete proyectos inmobiliarios en Quito. Son casas de alrededor de 140 metros cuadrados, con un costo promedio de USD 120 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)