19 de octubre de 2015 00:00

Los tsáchilas rescatan su cultura a través de la música

En el festival se degustarán platos típicos a base de pescado. Fotos: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

En el festival se degustarán platos típicos a base de pescado. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
María Victoria Espinosa
mespinosa@elcomercio.com
(F- Contenido Intercultural)

Los tsáchilas deben aprender a tocar la marimba desde niños. Esa tradición se realiza desde hace más de 500 años.

Se debe a que este instrumento no solo sirve para animar las fiestas tradicionales tsáchilas. También se usa en la medicina ancestral. Los chamanes la utilizan como un canal para conectarse con la naturaleza y sus dioses. “Dependiendo de la entonación y ritmo, los dioses autorizan el ritual”, señaló el tsáchila Agustín Calazacón.

Por eso, el centro turístico Tolón Pelé, ubicado en el kilómetro 7 de la vía Santo Domingo-Quevedo, rendirá un homenaje a la naturaleza a través de la marimba. El próximo 30 de octubre se desarrollará un festival. Esta actividad tiene dos propósitos. El primero es rescatar la cultura y tradiciones ancestrales a través de la música autóctona.

Para lograrlo, los tsáchilas construyeron marimbas de la forma tradicional. Hicieron un ritual para que la naturaleza les permitiera cortar los arboles de pambil. Luego las armaron, pero no pudieron afinarlas.

En la actualidad, muy pocos tsáchilas saben hacerlo. Esto debido a que los antepasados no dejaron registros escritos y además la enseñanza a los niños dejó de realizarse en los ­hogares nativos, por alrededor de 100 años, porque se priorizó la agricultura y los tsáchilas empezaron a conformar comunas. En la actualidad, viven en siete comunas.

Los turistas podrán recorrer el bosque tsáchila y participar de rituales de purificación. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Los turistas podrán recorrer el bosque tsáchila y participar de rituales de purificación. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Así que los tsáchilas debieron contratar a especialistas para que les dictaran un curso el pasado viernes. “Son muy pocos los poné que tienen el arte de afinarlas. Por eso estamos inculcando otra vez en los niños estas tradiciones”, dijo Calazacón.

En Tolón Pelé, cada domingo hay una escuela cultural, en la que alrededor de 30 niños aprenden el idioma tsa’fiki, los instrumentos musicales y la danza tradicional.

Para Albertina Calazacón, líder de Tolón Pelé, recuperar las tradiciones no ha sido fácil. Pero desde hace cinco años se trabaja de forma intensa en recuperar los valores. “Es triste que grupos de mestizos se hagan pasar por tsáchilas, porque nosotros no hemos sido organizados”, afirmó.

Además, el festival también servirá para intercambiar tradiciones musicales con las nacionalidades chachi, awá y épera. Estos grupos comparten la tradición de tocar la marimba.

Julio Valencia, catedrático universitario en historia del Ecuador, aseguró que la cercanía entre esos pueblos hizo que las culturas tuvieran similitudes incluso en la alimentación. “En la actualidad, los chachis viven en las comunas tsáchilas sin inconvenientes, porque tienen costumbres afines. Lo que cambia son los rituales y la adoración a los dioses,”.

El festival
Se desarrollará el 30 de octubre en Tolón Pelé. Se ofertarán artesanías, comida y un tour al bosque.

Música y danza
El grupo musical Tolón Pelé hará demostraciones de los bailes y de las canciones típicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)