11 de enero de 2016 11:08

La Reina de Quito sigue movilizándose en bus y se siente orgullosa de eso

Angie Vergara no quiere que siga la polémica con el tema del auto. Foto: Alfredo Lagla/El Comercio

Angie Vergara no quiere que siga la polémica con el tema del auto. Foto: Alfredo Lagla/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 4
Indiferente 18
Sorprendido 4
Contento 54
Érika Guarachi

Angie Vergara, reina de Quito, agradeció el afecto y la solidaridad de las personas. Así como la oferta de algunas empresas en redes sociales. Esto luego de que se conociera que su San Remo, de 1985, no funciona.

Sin embargo, la estudiante de la Universidad Central señaló que hasta el momento ninguna de las ofertas se han concretado.
En la agenda de la Reina de Quito hay entre 50 y 60 eventos por semana. De los mismos, el 30% de estos es organizado por el Municipio y para cumplir con los mismos, la Unidad Patronato San José, adscrita al Municipio, le facilita un vehículo. Para los demás se moviliza en bus.

"El Patronato me facilita el vehículo para eventos oficiales. Pero debo movilizarme por mi cuenta para ir a la universidad, a la Fundación Reina de Quito y visitar escuelas o acudir a reuniones y actividades propias del Reinado”, detalló Angie, quien aseguró: “No tengo problemas en tomar un bus, estoy acostumbrada a hacerlo. Y me siento muy orgullosa porque a pesar de haber ganado, sigo siendo parte de donde yo vengo y no me avergüenzo de ello”. Eso manifestó y reiteró que no quiere más polémica en torno a eso.

El viernes anterior, en una nota de este Diario, la Reina de Quito contó que el auto San Remo, que ella compró con su primer sueldo, se dañó el 31 de diciembre pasado. Hubo varios comentarios en redes sociales al respecto. Algunos criticaban el hecho de que no hubiera ganado, como en años anteriores, un vehículo en el certamen de belleza. Los organizadores explicaron que pese a que hicieron el trámite en concesionarias automotrices, no fue posible conseguirlo. Otros la felicitaron y le enviaron bendiciones por ser sencilla. E incluso, algunos dueños de mecánicas se ofrecieron a arreglar el San Remo.

“Me siento feliz de que la empresa privada se haga presente, esperemos sea algo positivo. No porque quiera el carro, no porque lo necesite sino porque un vehículo sería de gran ayuda para mi gestión. Quiero hacer un cambio en la ciudad y para eso no solo requiero transporte para movilizarme sino el auspicio (de empresas) para llevar adelante campañas masivas. Si podemos conversar para generar el proyecto sería espectacular y muchas gracias".

Respecto a comentarios de personas que dicen que para hacer el bien no se necesita un vehículo, Vergara expresó que coincide con estos comentarios pues afirma que un vehículo no puede hacer la diferencia en que alguien trabaje o no y "como lo han visto lo he hecho".

Con alegría y entre risas, Angie Vergara cuenta que cuando viaja en los buses, las personas se le acercan para pedirle autógrafos y fotos.

A las instalaciones del Circo Social, en el parque Bicentenario, antiguo aeropuerto de Quito, Angie Vergara llegó en el vehículo de la Unidad Municipal Patronato San José, en compañía de la presidenta del ente, María Fernanda Pacheco. Ambas socializaron el proyecto del Circo Social, las nuevas inscripciones e innovaciones para este 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)