11 de abril de 2015 10:36

Correa rechaza el intervencionismo de EE.UU. y Obama dice que no será prisionero del pasado

Correa y Obama en la VII Cumbre de las Americas. Foto: Cortesía Presidencia de la República

Correa y Obama en la VII Cumbre de las Americas. Foto: Cortesía Presidencia de la República

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 150
Triste 9
Indiferente 10
Sorprendido 16
Contento 280
Redacción Elcomercio.com
Redacción Política y Agencia EFE y AFP

En el marco de las disertaciones presidenciales, a propósito de la VII Cumbre de las Américas, que se desarrolla este sábado 11 de abril en Panamá, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa arremetió contra el papel de los medios de comunicación del continente.

Su intervención fue después de la del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Por ello empezó diciendo: "Todo nuestro apoyo al presidente Santos. La paz no es solo ausencia de guerra. Debería haber equidad y justicia para la prosperidad. Asistimos a un triunfo irrestricto".

También dijo acoger "a la hermana república de Cuba". "Aún queda por extirpar el inhumano bloqueo" y devolver el terreno de Guantánamo.  

En su discurso, Correa rechazó las sanciones que el Gobierno de EE.UU.  puso a Venezuela, que, según indicó, "violan flagrantemente el Derecho Internacional y particularmente el literal E del artículo 3 de la carta de la OEA",  y que no serán aceptadas por los pueblos la tutela, la injerencia y la intervención.

La Guerra Fría y las dictaduras en América Latina, la invasión de Panamá y el pedido de recursos al Congreso de Estados Unidos para "apoyar la libertad de prensa, los derechos humanos y la democracia en los Hemisferios, incluyendo Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua" son otros temas citados por Correa como intervencionismo.

En materia de DD.HH., Correa tocó el caso ecuatoriano. "Ecuador es de los tres países latinoamericanos que más ha reducido la desigualdad", un tema que complementó con cifras entregadas por la Cepal. Añadió que en el país "no tenemos tortura, pena de muerte ni ejecuciones extrajudiciales. (...) Los jueces son elegidos por concurso de méritos. Ecuador es uno de los siete países de los 35 que han suscrito todos los pactos de derechos humanos”.

Correa continúo con la campaña para cambiar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. "La verdad es que no solo necesitamos un nuevo SIDH, sino un nuevo Sistema Interamericano", en el que solo puedan participar los países que ratificaron el pacto de San José.

Sobre la libertad de expresión dijo que es un problema latinoamericano "grave", la propiedad de los medios. "Una buena prensa es vital para una verdadera democracia. La prensa latinoamericana es mala, muy mala".

Al finalizar hizo  referencia a la historia estadounidense. "Ahora se nos acusa de dividir a nuestros países. Lo mismo le decían a Abraham Lincon, considerado el mejor presidente de Estados Unidos de la historia, lo llamaron tirano, déspota loco, por su noble lucha por la abolición de la esclavitud".

Obama respondió a Correa en la Cumbre de las Américas

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este sábado, 11 de abril del 2015, que los cambios de la política de su país hacia Cuba "abren una nueva era en el hemisferio".  Por eso consideró que esta reunión, en la que participan 35 países del continente, será histórica, debido el acercamiento entre ambos países.

El Mandatario estadounidense destacó que nunca antes las relaciones con América Latina fueron tan buenas, en referencia al restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con Cuba, que se sellarán en esta cumbre.

Además, Obama dijo que no será prisionero del pasado y que su país mirará hacia al futuro. Agregó que confía que las conversaciones con el gobierno de Raúl Castro avancen y que haya un progreso más allá de las diferencias.

Sobre las declaraciones de Correa, Obama admitió que en el pasado la política de derechos humanos de EE.UU. no siempre fue acertada, pero que, hoy por hoy, su país no tiene interés en "inmiscuirse" cuando denuncia determinadas situaciones que no considera justas, sino que lo hace porque considera que es "lo correcto".

"No estamos atrapados en la ideología, al menos no yo", remarcó Obama. Añadió que "usar a Estados Unidos como una excusa de los problemas políticos no es lo que va a resolver el problema del progreso".

El Presidente señaló que cuando su país habla de Derechos Humanos "no encarcela a la gente si está en desacuerdo". Además se refirió a la prensa,  que según Obama, tiene la oportunidad de hablar y mostrar sus opiniones, siempre y cuando no obren con violencia".

Antes de terminar los ocho minutos asignados para su intervención mencionó que "resolver problemas y trabajar con ustedes (América Latina) es lo que le interesa a Estados Unidos"

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (138)
No (25)