Tres radares de velocidad están sin homologar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 43
Sorprendido 1
Contento 0
Mayra Pacheco. Redactora

Los equipos que se usan en la ciudad fueron entregados por la Secretaría de Movilidad

El proceso de homologación de los tres dispositivos que se utilizan en Quito para controlar el exceso de velocidad está en manos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). La entidad municipal a cargo de esta competencia desde el 11 de noviembre del 2013 (Agencia Metropolitana de Tránsito) remitió un oficio para realizar este trámite.

La resolución 174 de la ANT, emitida en diciembre del 2013, establece que el proceso de homologación permite registrar, validar y autorizar el uso de dispositivos para detectar infracciones, por parte de los entes que ejercen este control.

Para efectuar este proceso se requiere la presentación de documentación por parte de la empresa proveedora de los equipos. La entidad tiene un plazo de 15 días para notificar sobre posibles falencias en los requisitos adjuntados.

Superada esta fase se realizan las pruebas de campo para determinar el rango de error que puedan tener los aparatos. Si el sistema o dispositivo de control cumple con alguna norma de seguridad informática y garantiza la integridad de la información será validado. El certificado de homologación tiene una vigencia de dos años.

Una vez que se cumpla con este procedimiento, la información emitida por estos dispositivos se puede constituir en la prueba de una infracción de tránsito. En estas se puede incluir la fecha, la hora, el lugar y otros detalles para establecer el tipo de falta a la normativa.

Mientras se realiza este trámite, los agentes civiles solo realizan operativos preventivos para controlar el exceso de velocidad en Quito.

Los uniformados se ubican en las avenida Simón Bolívar, en la Ruta Viva, en la vía de acceso al Aeropuerto Mariscal Sucre y en la Interoceánica. Los controles son aleatorios. Ellos usan tres radares que fueron proporcionados por la Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito. Hasta el pasado 26 de marzo se realizaron 115 operativos. Se han emitido 2 379 notificaciones.

En este período, según los registros de la AMT, en las vías perimetrales los conductores de vehículos livianos que superan los índices de velocidad circulan a 103 kilómetros por hora, en promedio. En estas vías el límite es de 90 km/h.

En cambio, los conductores de vehículos pesados y de buses que no observan los rangos de velocidad (70 km/h) en este tipo de vías van a 88 km/h y 92 km/h, respectivamente.

En julio del 2012, cuando empezaron los controles de velocidad en las vías, en Quito se contaba con dos fotorradares. Los dispositivos fueron entregados por la ANT a la Policía de Tránsito, que en ese entonces tenía el control de esta competencia. El sensor de esos radares determinaba automáticamente el carril en el que el vehículo infractor circulaba.

Además, se proporcionaban imágenes del conductor y de la placa del vehículo, incluso en condiciones de iluminación precaria. En la fotografía que se obtenía con estos dispositivos se incluía la hora, la fecha, la velocidad, el sentido de marcha, la población y la numeración de las fotos. Los datos más importantes podrían ser transferidos a una memoria portátil.

Fabián Rosas, supervisor (e) de la AMT, mencionó que por ahora en los operativos preventivos los agentes usan una especie de pistola para medir la velocidad y advertir a los conductores que incurren en esta contravención sobre la sanción que podrían recibir por ir a exceso de velocidad. Pero no se aplican las multas que establece la Ley.

Mientras se obtiene la homologación de los equipos para detectar el exceso de velocidad en el Distrito, el funcionario mencionó que la AMT ha colocado paneles luminosos para advertir a cuánto deben circular los conductores.

También se han usado conos anaranjados en vías rápidas para que los choferes se vean obligados a reducir la velocidad. "Más que sancionar, la entidad busca generar conciencia en la ciudadanía sobre la movilidad segura en las vías", dijo.

Con estas medidas implementadas la AMT ha buscado reducir los índices de accidentabilidad en las vías. En el periodo del 11 de noviembre del 2013 al 28 de febrero del 2014 se han registrado 1 378 accidentes de tránsito. Esto representa 33 eventos menos que los que se produjeron en entre noviembre 2012 y febrero 2013 (1 411).

Con respecto a las víctimas mortales por esta causa las cifras pasaron de 103 a 41, en el Distrito Metropolitano.

En contexto. En el 2012 la Policía de Tránsito empezó a hacer operativos con fotorradares para sancionar a los conductores que superaban los límites de velocidad. Esta tarea quedó relegada cuando el Municipio asumió las competencias, porque sus equipos no están homologados.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)