30 de January de 2011 00:00

Incendio en el convento de San Diego

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cincos minutos antes de las 17:00 de ayer, la presencia de humo sorprendió a los religiosos y religiosas del convento de San Diego, en el Centro Histórico de Quito.

El padre Jhon Castro, párroco de la iglesia que lleva el mismo nombre, contó que quienes habitan en esa área del convento no estaban allí, porque asistían a la misa. “Sentimos un olor a caucho quemado. Hicimos todo lo posible para entrar. Tuvimos que romper una puerta para que ingresaran los bomberos. Con eso logramos salvar este convento, que tiene 413 años”, relató el sacerdote.

En el ala norte del histórico edificio hay unas seis habitaciones grandes, de 40 internas y dos religiosas de la congregación franciscana. Al sitio también llegó ayer el arquitecto Guido Díaz, ex director del Fonsal y actual asesor municipal en temas de patrimonio. El funcionario informó que la institución intervino esta área del convento de San Diego y la entregó restaurada a los padres franciscanos hace un año y medio, aproximadamente.

“Seguramente, el incendio se produjo por el intenso calor que fundió algunos cables, pero no es un dato exacto”. Agregó que lo que se quemó fue la cubierta, en donde la resina de las hojas de protección generó mucho humo. “Eso fue una muy buena suerte, porque hizo que se visualice rápidamente el incendio, desde el exterior”, aseguró.

Díaz vio el humo desde el Itchimbía y alertó a los bomberos, antes de trasladarse al convento. La iglesia, pese a que está a un costado, no estaba en peligro porque hay barreras contra el fuego.

El capitán de bomberos Manuel Gallegos, jefe de la estación n.2 de la Zona Manuela Sáenz, dirigió el operativo. Informó que la oportuna alerta e intervención impidió que el fuego se extendiera a otras habitaciones.

Los miembros de la institución evacuaron todos los cuartos de ese piso para proteger la salud de las religiosas. El humo podría afectarlas. Tras remover los escombros, se podrán realizar las obras de restauración.

El informe de los bomberos detalló que también se incendiaron muebles que permanecían en el cuarto de las religiosas.

A inicios de diciembre del año pasado, la vulnerabilidad del Centro Histórico frente a la amenaza de incendios fue evidente. En la madrugada de un sábado, las llamas destruyeron parte de la estructuras de dos hoteles ubicados frente a la plaza de Santo Domingo. Y en la víspera de la Navidad, se incendió el local donde funcionaba la Radio Marañón.

Los bomberos también han advertido el peligro. Un buen número de las edificaciones del sector fue construida con material como carrizo, adobe y teja, que facilita la propagación de las llamas. Además, no hay rutas de evacuación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)