29 de febrero de 2016 08:53

La conexión desde la avenida Simón Bolívar hasta Carcelén se complica en Carapungo

Este 29 de febrero hubo fluidez en el sector donde se construye el intercambiador de Carapungo. Foto: EL COMERCIO

Este 29 de febrero del 2016 los problemas de circulación, en el sector donde se construye el intercambiador de Carapungo, se registraron en la conexión desde la av. Simón Bolívar hacia Carcelén. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 5
Evelyn Jácome

A diferencia de lo ocurrido en el inicio de la semana pasada, desde el norte hacia el sur de la ciudad y la avenida Simón Bolívar, la mañana de este lunes 29 de febrero del 2016, no se registraron embotellamientos en la intersección de las avenidas Panamericana Norte y Simón Bolívar, a la altura del sector de Carapungo. Allí se construye un intercambiador para mejorar la movilidad en la zona.

La habilitación del paso deprimido (Rampa 3) que permite a los vehículos transitar desde Carapungo hasta la av. Simón Bolívar, hacer el giro a desnivel, sin detener el tránsito en sentido contrario, es clave.

Ya sin semáforos en esa intersección, ir desde Carcelén hasta Carapungo tomó diez minutos, cuando en días de congestión tomaba más de 40. La semana pasada hubo problemas generadas por las lluvias: hubo agua empozada en el interior del paso.

Sin embargo, quienes al momento encuentran complicaciones en la movilidad son aquellas personas que transitan por la av. Simón Bolívar sentido sur-norte y desean llegar a Carcelén.

El paso lateral que permaneció habilitado por más de cuatro meses que permitía desviarse hacia la Panamericana Norte, se cerró y los autos deben avanzar hasta la intersección donde se construye el intercambiador para tomar la Panamericana, avanzar hacia Carapungo, hacer un giro en u, desviarse y salir por la Giovanny Calles.

Efraín Morales, quien vive en Zámbiza y trabaja en una fábrica en Pomasqui, asegura que no ha notado mejora en los tiempos. Tarda en llegar a su trabajo más de 45 minutos. Según el usuario la mayor congestión se forma al regresar por la Panamericana hacia Carapungo.

Los peatones también encuentran dificultad para movilizarse. Debido a trabajos en el lado occidental de la Panamericana, se dificulta el ingreso al paso peatonal que hay en la zona.

La gente está avanzando hasta el ingreso a Carapungo y cruza por la vía, a veces a la carrera, otras con la ayuda de un agente metropolitano. Roberto Almeida, usuario de la zona, hace un llamado de atención para que se tomen en cuenta más medidas de seguridad para la gente de a pie.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), informó que en los próximos días, la Rampa 3 será cerrada para ser nuevamente intervenida, para finalizar con los trabajos de construcción del paso elevado (tercer piso del intercambiador ) que permitirá la conexión directa de la Panamericana Norte.

En los próximos días se implementarán nuevos desvíos que permitirán continuar el flujo vehicular en las intersecciones del intercambiador y avanzar su construcción sin caotizar el tránsito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)