17 de July de 2010 00:00

¿Voto por una universidad? Ella sembró la duda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

En el restaurante Capuleto, de la av. Eloy Alfaro, en el norte de Quito, 13 de los 18 legisladores de la bancada de Sociedad Patriótica conversaron con Guillermina Cruz. Durante ese almuerzo, realizado el martes 13, al cierre de la continuación de la sesión 49 del Pleno, la amazónica pidió que escucharan las razones por las cuales votaría a favor del proyecto de Ley de Educación Superior. La asambleísta de 60 años, que ha sido maestra de escuela unidocente y también de universidad, pidió a sus compañeros que la dejaran en libertad para decidir su voto en esta propuesta. En la cita, Gilmar Gutiérrez, cabeza del bloque del PSP, y otros legisladores le advirtieron de un posible engaño de parte del oficialismo. Le dijeron que a través de una transitoria no se crearía la Universidad Regional Amazónica, en Tena. Le explicaron que pudiera ser burlada; que intentan utilizarla para conseguir su voto. ‘Doña Guille’, como le llaman sus más cercanos del PSP, respondió recordándoles que no era una niña en la política.Cruz es una de, por lo menos, tres asambleístas que se encuentra en medio de polémicos comentarios sobre el retorno a la Legislatura del ‘hombre del maletín’. Esta semana han corrido rumores de compra de conciencias a cambio de adhesiones.Esto debido a que Alianza País parece no contar con los 63 votos para que el Pleno apruebe este cuerpo legal, que según el presidente Rafael Correa es el más importante de su proyecto político.Pero la polarización surgida en el debate en torno a la Ley de Comunicación ha hecho que varios asambleístas, que podían respaldar la ley de universidades, todavía no definan su posición. Esto debido a que en los corrillos de la Asamblea se ha comentado que la votación para la Ley de Educación podría ser un termómetro para saber cómo estarán las fuerzas en la de medios.Además, el principal pero que las universidades han puesto a la ley se mantiene. Se trata de la creación de la Secretaría Nacional de Educación Superior con poder del Ejecutivo. Esto ha impedido que el oficialismo sume votos.Por eso, posiciones como la de Cruz han generado más de una suspicacia. Otro caso es de Gerardo Morán (ADE), quien si bien firmó el informe de mayoría del proyecto, señaló no coincidir con el control que pudiera tener el Gobierno en el Consejo de Educación Superior. Además, recalcó no aprobar el texto oficial del proyecto de Ley de Comunicación.También el voto de Scheznarda Fernández está en entredicho. Fue expulsada del PSC, por alejarse de la línea del partido para votar en contra del pedido de juicio político al Fiscal General. Al término de la sesión del martes dijo no respaldar la propuesta. Esperaba cambios en el documento. Pero esta semana votó con Alianza País para evitar el juicio político al ex Ministro de Transporte y Obra Pública. Pese a ello, la bancada de Alianza País cuenta con otros aliados, provenientes del ADE.Uno es Galo Vaca, quien igual que Cruz tiene su casa en Archidona, en Napo. Él es parte de la Comisión de Educación Superior y desde el principio apoyó la propuesta, con la idea de crear una universidad en su provincia.El jueves 8, en la sesión 49 del Pleno, sorprendió a sus coidearios de ADE. No respaldó con su voto, la firma que había dado a un pedido de cambio del orden del día, patrocinado por la oposición. A través de este se buscaba que el Pleno resuelva la prórroga concedida a la Comisión de Comunicación por Rolando Panchana, como presidente subrrogante de la Asamblea Nacional.Y desde entonces han caído sobre él acusaciones de entrega de prebendas a cambio de su voto. Jorge Escala (MPD) puso sospechas en torno a la forma en que su hija llegó a la Dirección del Área Médica del IESS. Asegura que se trata del pago de un favor político. Pero Vaca descartó el tema y solicitó a Escala probar lo que dice con una investigación. Vaca no es el único miembro del ADE que votó en contra de la moción para revisar el llamado ‘Panchanazo’. La jefa de bloque, Rocío Valarezo, también lo hizo. El jueves indicó que el presidente Fernando Cordero ya había colocado en el punto tres del orden del día el análisis de ese tema. Por ello era innecesario que la oposición insistiera en cambiar la hoja de ruta de esa sesión. Además, Valarezo, integrante del Frente Unitario de Trabajadores de la Educación (FUTE), se mostró preocupada por una modificación del objetivo original del documento que firmó. Cree que la oposición pretendía que los signatarios del pedido apoyen su idea de archivar el tema. La asambleísta de El Oro negó que hubiera pensado dejar el ADE, y le molesta la actitud de sus compañeros Ortiz y Nívea Vélez. Dice que han hablado a sus espaldas. Igual que Escala, quien denunció que por apoyar al oficialismo uno de sus cercanos, Marco Montalvo, fue designado director de Educación de esa provincia. El MPD también la acusa de ser una de las viajeras del Legislativo. Valarezo recordó que ha participado de encuentros en Piura (Perú) y en Lima, por ser asambleísta de frontera. Y ligó las acusaciones de Escala con antiguas desaveniencias por no pertenecer al mismo gremio de los maestros. Ella es del FUTE y él de la UNE, lo que los separa.En la semana que termina hubo más acusaciones de compra de conciencias. Guido Vargas (PSP) dijo haber sido tentado por desconocidos, que supone fueron enviados por el oficialismo. Según informó, le ofrecieron crear una universidad en Sucumbíos, a cambio de su voto.Este tipo de denuncias se escuchan en la Asamblea en estos días, sin que el presidente Cordero haya dicho nada. Él viajó a Washington la tarde del martes 13 y pese a que ante el Pleno anunció que la votación de la ley de universidades se postergaba hasta el jueves pasado, para lograr un mayor consenso, se fue sabiendo que el tema no se trataría en esta semana. Panchana, su reemplazo debido a que Irina Cabezas también está fuera del país, dijo que él decidiría cuándo se votará. Sin embargo, Juan Carlos Cassinelli, coordinador de A. País, ya dijo que se trataría el lunes.Mientras, en la Asamblea se recuerda cómo surgió el ‘hombre del maletín’ en los 90. Se acusó al ciudadano Juan Izquierdo de, supuestamente, intentar romper la mayoría de centroizquierda, durante el gobierno de Sixto Durán Ballén, a cambio de cargos públicos. Desde entonces la historia de oferta de votos ha sido una constante en la legislatura. Otro caso de supuestos intentos de soborno saltó en la Asamblea de Montecristi, cuando el oficialismo acusó a Kao Lay Muñoz de conspirar contra la Constitución. Con estos antecedentes, Guillermina Cruz defenderá el lunes sus argumentos y hará que el PSP escuche a las fuerzas vivas del Napo. Eso será determinante en su futuro político.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)