16 de April de 2012 00:01

Patiño siembra la diplomacia militante

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Representantes de organizaciones sociales afines y aliadas al Gobierno figuran entre los 70 nuevos diplomáticos, que participaron en el concurso de méritos creado por el canciller Ricardo Patiño.

Una de ella es la Confederación Nacional de Organizaciones Indígenas, Campesinas y Negras (Fenocin), que colabora con Rafael Correa desde el inicio de su gobierno, en enero del 2007.

Según Pedro de la Cruz, miembro de la Fenocin y legislador de Alianza País, seis de los miembros de la organización entraron al servicio exterior en esta ocasión.

Uno de esos miembros es Hipatia Zambrano, del pueblo montubio. Ella es abogada con una maestría en derecho constitucional y que apoya el proceso de cambio impulsado por el Presidente. “Nadie puede negar que se ha producido una ruptura en el manejo del área diplomática”, dice Zambrano, quien recibió 10 puntos en el concurso, por el principio de acción afirmativa por ser parte del pueblo montubio.

Luis Alberto Quiñónez Ayoví, quien obtuvo la más alta calificación en el concurso de méritos, tampoco esconde su afinidad política con el gobierno de Correa.

“¿Cómo el pueblo excluido no va a ser condescendiente con el proyecto político que respeta los derechos ciudadanos? No se le puede dar la espalda a un Gobierno que hoy está junto al pueblo. Seremos parte de todo proceso de cambio”. Esas son las expresiones de Luis Alberto Quiñónez, quien es abogado especializado en derecho ambiental y que es parte del Consejo Nacional de la Unidad Afroecuatoriana.

De hecho, a través de esa agrupación, Quiñónez ha canalizado su apoyo efectivo al Régimen de Alianza País. Por ejemplo, el 30 de septiembre del 2010 esa organización participó en una manifestación oficialista en apoyo al Presidente, en la Gobernación de Esmeraldas (ver foto).

Kevin Tomás Unkuch, del pueblo shuar en la Amazonía, también está alineado con la denominada “revolución ciudadana”. Durante la ceremonia de posesión de la semana pasada, intervino para resaltar el proceso de selección, que no incluyó una prueba de conocimiento de inglés.

“Hay un criterio de cambio y crear soberanía a nivel de servicio exterior ecuatoriano”, señala Unkuch, quien ha trabajado como voluntario en la Secretaría de Pueblos del Gobierno y que es miembro de la Federación Shuar de Zamora Chinchipe que trabaja de cerca con el Gobierno.

De hecho, el mes anterior, el Ministerio de Coordinación Política suscribió un “convenio de gobernabilidad”, que tiene por objetivo “fortalecer el ejercicio de los derechos colectivos por la implementación del estado plurinacional”.

La Coordinadora Nacional Campesina también está satisfecha por el ingreso a la diplomacia ecuatoriana de miembros de organizaciones sociales afines al Gobierno. De ahí que sus representantes participaran de la ceremonia de incorporación de los 70 nuevos funcionarios del servicio exterior. “Se ha avanzado en democratizar los espacios. Apoyamos esta expresión del canciller Patiño”, indica Romelio Gualán, titular de la Coordinadora Nacional Campesina.

¿Coqueteo con la Conaie?

Un nuevo miembro de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) es parte de la diplomacia conducida por Patiño.

Al ex diputado Ricardo Ulcuango, ahora embajador en Bolivia, se suma Silvia Guamán, esposa de Luis Contento, vicepresidente de la Ecuarunari, regional de la Sierra de la Conaie. Ella participó del concurso de méritos para el servicio exterior y recibió 10 puntos en su calificación por concepto de acción afirmativa.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Guamán colaborará directamente con el Gobierno. Ya lo ha hecho en el Ministerio del Ambiente, al ser nombrada en mayo del 2010 regente forestal, que es su campo profesional.

Su ingreso a Cancillería no cayó bien en la cúpula de la Ecuarunari. Su titular, Delfín Tenesaca, dice que detrás del proceso de selección hay la “mala intención” del Gobierno de dividir a la Conaie, que salió a las calles el 22-M.

Correa está satisfecho

El presidente   Correa y el canciller Patiño  sostuvieron  que el concurso de méritos ha sido transparente. “Nadie les ha regalado nada”, dijo el Presidente.  

En la ceremonia  de incorporación, Patiño agradeció  a las organizaciones sociales “por difundir entre sus comunidades la convocatoria e incentivar a la participación”.    

La convocatoria  al concurso fue  en diciembre  de 2011. Se tomaron pruebas sobre cuatro temas: Constitución, Plan Nacional del Buen Vivir, Realidad Nacional y Realidad Internacional.

Como resultado  fueron elegidos 20 indígenas, 11 afro ecuatorianos, 10 montubios y 29 mestizos. Los funcionarios  se capacitarán en inglés. Patiño anunció que pronto habrá otro concurso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)