20 de June de 2012 00:03

Grietas en Alianza País por controlar el Cabildo de Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A la hora de responder si aceptaría la candidatura para la Alcaldía de Santo Domingo, el prefecto Geovanny Benítez balbucea.

“No desecharía todas las probabilidades que podrían presentarse (en las próximas elecciones)”.

Pero cuando cae en cuenta de la polémica que podría levantar, reacciona al paso: “Me siento cómodo en la Prefectura”.

Él se cuida de no ahondar diferencias con la actual alcaldesa, Verónica Zurita. Ambos pertenecen a Alianza País, pero lideran frentes distintos del movimiento.

La asambleísta Mary Verduga (cercana a Benítez) dice que no han podido llegar a acuerdos. “Santo Domingo es una provincia con un solo cantón. Eso ha provocado que existan diferencias por saber quién hace o debería hacer tal o cual obra. Ha faltado voluntad política para sentarse en una misma mesa”. Por eso, el sector de Benítez quiere tener “gente propia” en la Alcaldía.

Santo Domingo es considerado un fortín del movimiento y clave para las elecciones. País esperaba que el gobernador, Jorge Trujillo, sea un actor que facilite el diálogo entre las partes. Sin embargo, esto no ha ocurrido en la práctica, según Benítez y Verduga.

Ellos impulsaron el nombramiento de Trujillo y ahora son críticos. “No hay un gobernador que lidere procesos, reúna instituciones (…). Un Gobernador debe administrar y para ellos se necesita contar con los actores políticos. Una administración pública no se puede hacer con puertas cerradas”, refiere Verduga.

Por eso tampoco se ha pensado en promover a Trujillo, al menos provincialmente, como candidato. “No solamente se busca un perfil profesional o académico, sino un nivel de aceptación, de compromiso”, agrega el Prefecto.

Trujillo se refiere al tema aclarando que lo hace como militante. “Nadie puede sentirse totalmente satisfecho de lo que todos hemos hecho (…) Que no hayamos hecho lo suficiente con otras funciones del Estado, es verdad. Pero no porque no haya la convicción o la vocación (…). Según él, aún es prematuro hablar sobre candidaturas.

Recién en julio se tiene previsto definir a los precandidatos de Santo Domingo. Si Geovanny Benítez tiene el apoyo del oficialismo para la Alcaldía, Zurita podría ser asambleísta. Aunque esta posibilidad no le es atractiva. “Yo soy técnica y ejecutiva. Lo legislativo no es mi fuerte”.

Pero eso dependerá del apoyo de País. Benítez tiene un punto a favor. Es visto como un cuadro orgánico pues creció políticamente cerca al oficialismo.

La Alcaldesa, en cambio, estuvo en sus inicios con la Izquierda Democrática (ID) y es cercana a Ramiro González. Él acaba de fundar el partido Avanza.

“Yo respeto y considero mucho a Ramiro González”, dice Zurita. “En la vida hay que ser agradecida. Izquierda Democrática me dio la formación política, pero soy y seguiré siendo de País”.

Su reelección –reconoce- estará en manos del presidente Rafael Correa. “Si cree que soy un aporte a su visión de país continuaré”.

Zurita tiene como carta de presentación los proyectos que han permitido resolver problemas históricos de la urbe, como la falta de agua potable. Se construye un sistema de distribución.

Benítez, en cambio, ha logrado fortalecer su imagen con el trabajo rural y abanderando la campaña de la consulta popular en La Concordia. Ese fue un triunfo electoral para País. El Prefecto y la Alcaldesa lo celebraron por separado. El 6 de febrero Zurita organizó durante la mañana una caravana motorizada en Santo Domingo. El mismo día, pero por la tarde, Geovanny Benítez recorrió las mismas calles, en otra caravana. Nunca coincidieron.

Críticas a un militante y a un aliado de País

El asambleísta Fernando Vélez  ha dado más de un dolor de cabeza a A. País.  Desde que se convirtió en su aliado, tras dar el voto decisivo para que
Fernando Cordero sea presidente de la Asamblea, no ha dejado de estar involucrado en polémicas.

Sociedad Patriótica, el partido que en un principio lo auspició,  lo acusó de haber dado el voto a Cordero a cambio de que su esposa fuese  nombrada vicealcaldesa de Santo Domingo.

Luego se dictó orden de prisión contra su hijo, por la supuesta matriculación de vehículos robados en la Agencia de Tránsito provincial. El joven, que era jefe de Agencia, viajó a Miami un día antes de que la Policía  allanara su vivienda. Vélez dijo que su viaje fue por motivos de estudios y que se trató de incriminar a su hijo.

Acusó a Carlos Samaniego, asambleísta de Santo Domingo  (País), de perseguirlo políticamente y de supuestamente tratar de “vender” cargos públicos en la Agencia de Tránsito. Samaniego lo negó y anunció procesos penales en contra de Vélez.

Ambos no cuentan con el respaldo de los líderes provinciales de País para las próximas elecciones. En el caso de Vélez, por la imagen negativa. Con Samaniego, las críticas apuntan a su trabajo. “No sé quién lo apoyaría para una reelección”, dice el prefecto Geovanny Benítez.  “Se ha notado muy poco (su trabajo) en Santo Domingo. Creo  que pudo haber hecho muchísimo más”.

Samaniego asegura que sus compañeros tienen miedo de que participe en las elecciones porque él tiene mayor respaldo popular.   Además que cuenta con el apoyo de los dirigentes nacionales. “Yo voy a la reelección por pedido de las organizaciones y movimientos sociales que se han acercado a mi oficina”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)