Política

Gabriela Rivadeneira, de beldad a política influyente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
7 de November de 2012 00:01

La actual gobernadora de Imbabura, Gabriela Rivadeneira Burbano, ha sido una de las políticas de esta provincia que más rápido ha escalado en su carrera pública.

Con 29 años de edad, ha ocupado la Vicealcaldía de Otavalo, la Viceprefectura y la Gobernación de Imbabura. Y, por el momento, su nombre es el favorito para participar en las próximas elecciones como primera asambleísta nacional por el movimiento oficialista. Su nombre irá por encima del de Fernando Cordero.

Nacida en Otavalo, Rivadeneira se dio a conocer en el 2000, cuando fue elegida reina del Yamor. Pero 11 años después se pronunció en contra de los certámenes de belleza. Otavaleños como Raúl Chávez, líder socialista, consideran que Rivadeneira utilizó su “belleza e inteligencia” para saltar al escenario político.

Se inició en el movimiento Pachakutik, de la mano de Mario Conejo, el primer alcalde indígena de Otavalo. Rivadeneira se desempeñó como concejala entre el 2004 y 2008. Pero en el 2006, ella y Conejo se desafiliaron del movimiento indígena y fundaron el movimiento Minga Intercultural, en esa ciudad. Esta agrupación fue cooptada por A. País.

En las últimas elecciones ganó la Viceprefectura auspiciada por el oficialismo. Estuvo en ese cargo entre el 31 de agosto del 2009 y el 27 de julio del 2011.

Luego renunció a ese puesto de elección popular para ser la representante del Ejecutivo. Allí dijo que estaba asumiendo un papel militante, como parte del proceso de la revolución ciudadana.

De esa manera, Rivadeneira se convirtió en la primera mujer en llegar a la Gobernación de Imbabura. Y, a la par, logró insertarse en la Dirección Nacional de Alianza País, al ser representante de las juventudes del movimiento.

Su gestión ha sido destacada por el presidente Rafael Correa. en varios momentos. Él llegó a asegurar, en marzo, durante la inauguración de las plantas de tratamiento para el lago San Pablo, en Otavalo, que los discursos de Rivadeneira le impactaban por los ideales antiimperialistas.

Pero no todo ha sido fácil en su carrera política de la mano del Gobierno. Su relación con el movimiento indígena, que normalmente era cordial, se debilitó el 25 de octubre del 2011.

Ese día fue apresado en las puertas de la Gobernación, Marco Guatemal, quien se desempeñaba como presidente de la Federación de Indígenas y Campesinos de Imbabura (FICI).

Este fue uno de los momentos más críticos de la relación entre el Gobierno y los indígenas. Guatemal, al igual que otros líderes, fue acusado de supuesto terrorismo por el Régimen, por su participación en protestas contra el proyecto de la Ley de Aguas que se tramitaba en la Asamblea Nacional.

Rivadeneira descartó su participación en la captura del dirigente. Sin embargo, fue declarada persona no grata por la FICI.

Según un dirigente de A. País, en Imbabura, el Gobierno está impulsando una estrategia para refrescar con cuadros jóvenes y leales el proceso. Dentro de este esquema, la actual Gobernadora de Imbabura ha logrado proyectar esa imagen al interior de País.

Está previsto que esta semana ella se despida de su cargo para inscribir su candidatura.